28 diciembre 2010

Lo siento mucho princesa!!!

Solo basto un momento de descuido, para que Sara metiera la mano en la sopa y se quemara. Yo estaba de pié esperando que mi esposo trajera el coche para sentarla mientras almorzábamos, y ella, llena de curiosidad, metió los deditos, inocentemente, en la sustancia caliente. Por fortuna solo fue una fracción de segundo, porque la sopa estaba hirviendo. No le pasó nada. Solo lloró a grito herido 5 minutos para luego caer profundamente dormida. Yo he quedado devastada. Esa fracción de segundo basto para hacerme sentir la peor mamá del mundo. No sé qué paso!!! ¿Para donde estaba mirando?, ¿cómo no pude ver que eso podía pasar?.. mi confianza se derrumba y mi cabeza parece que fuera a estallar de tanto pensar…y si hubiera hecho esto o no hubiera hecho aquello… mil cosas rondan en mi cabeza. Las lágrimas fueron inevitables. Hasta necesité consuelo de mi papá. Tenía pensado escribir otra entrada, pero después de lo sucedido necesito exorcizar mi sentimiento de culpa. Y es que mi esposo siempre anda medio paranoico con la seguridad de Sara. Yo soy más bien fresca. Me repite constantemente "ojo con eso", "pilas que esta muy al borde de la cama", "cuidado con la cabecita", "así se lastima el bracito", etc., etc., etc. Se le ocurren cosas lógicas e ilógicas que podrían pasar...cosas que a mí nunca se me ocurren. Yo nunca he tenido ese chip de la previsión y la anticipación activado. Siempre he pensado que exagerar en cuidados de ese tipo, nos hace vivir una intranquilidad que no se justifica al final de cuentas. Sin embargo, después de lo sucedido hoy, voy a hacerle más caso a la paranoia de mi esposo. Bien lo vale la seguridad de mi hija, y la tranquilidad de mi corazón.

Lo siento mucho princesa!!! Desde mi corazón te prometo que haré todo lo que esté en mi voluntad y atención, para que no vuelva a pasar :) Lo siento y te amo profundamente!


PD: Les cuento que nos fue de maravilla en el viaje. Conseguimos rápidamente taxi, no hubo trancón, ni fila en el check del aeropuerto, el vuelo salió puntual y Sara se portó de maravilla. Pasamos una semana deliciosa con mi abuela en Barranquilla. Sara recibió muchos regalos y hasta fuimos a Cartagena. Ahora estamos en mi casa de Riohacha, con mis papás y Tomás, nuestro beagle. En la próxima entrada les cuento de nuestra primera visita a la playa con la pequeña princesa. Felices fiestas a todos!

20 diciembre 2010

El 1er día de vacaciones con Sara

Mañana nos vamos de vacaciones por primera vez con Sara. Ya casi tiene 5 meses y nunca ha salido de la ciudad. Tengo que reconocer que aunque me muero por ir a ver a mi familia, todo el tema de viajar con bebé abordo me resulta un poco estresante. No solo por el hecho del viaje -estar en un lugar diferente a mi casa donde tengo todo a la mano-, sino porque esta temporada hace que todo sea más complicado. 

Comencemos por la maleta. Decidir que llevar y que dejar ha sido toda una odisea. Solo nos permiten 20 kilos de equipaje por persona y con el tiempo que vamos a durar (casi 4 semanas) empacar nuestras cosas y las cosas de Sara ha sido todo un reto. Ayer finalmente lo logre (aunque quedan cositas por meter).... pero cumplir la restricción de los 20 kilos fue imposible: la maleta de mi esposo pesa 21 kilos y la mía 22. Habrá que pagar los 3 kilos de exceso de equipaje, porque la idea es llevar únicamente la pañalera como equipaje de mano. 

Una vez resuelto el tema del equipaje, pasemos al viaje en sí. Y es que viajar en diciembre se ha convertido en una completa aventura. Primero, conseguir taxi en época navideña es casi imposible sin importar la hora. Luego, una vez tienes el taxi, hay que llegar al aeropuerto, lo que toma mucho más tiempo que de costumbre, (la ciudad está a medio hacer por todas las obras, principalmente las de la calle 26). Si llueve, como es natural últimamente, todo se complica más y, generalmente, el tráfico colapsa. 

Una vez superado con éxito el asunto del transporte y el recorrido, tienes que llegar al aeropuerto preparado para enfrentar el caos: largas filas, tumulto de gente e inseguridad. Por último, hay que rogar que el vuelo salga a tiempo y no tengamos que esperar 4 o 5 horas con un bebé abordo.

Espero que toda esta reflexión sea solo producto de mi mente exagerada y sobre-actuada, y que todo salga dentro de lo que hemos previsto. Deséennos suerte y buen viaje. Desde mi twitter (@Zavila) les estaré contando cómo nos va en nuestro 1er día de vacaciones con la princesa Sara.

18 diciembre 2010

Top 10 2010: Los mejores artículos de la blogosfera maternal

El Directorio Amor Maternal
"Top 10 2010 es un carnaval de blogs cuyo propósito es reunir los mejores artículos de la blogosfera maternal publicados durante 2010 en castellano. La temática del carnaval engloba el embarazo consciente, el parto natural, la lactancia materna, la crianza respetuosa, la psicología, el uso de portabebés ergo, la ecología y demás temas afines."


Acepto la invitación de Louma desde su blog Amor Maternal y, como mi blog es tan reciente y aún no cuento con la cantidad de post necesarios para hace un Top 10 de mis entradas, he decidido hacerlo de los blogs que me inspiran y que leo frecuentemente.  Este es mi Top 10 de los mejores artículos de la blogosfera maternal:
1. "Una tribu para criar a un niño". Nace una mamá. Vivian Watson. 16/12/2010.
2. "Niños carentes de mirada.". Tenemos TetasIleana Medina Hernández. 13/08/2010.
3. ¿Los bebés se malcrían?". Mucha MamáMartina. 04/12/2010.
4. "Mi metamorfosis y razón por la que creé este blog". Mucha Mamá. Martina. 04/12/2010.
6. "Quiéreme cuando menos me lo merezca que sera cuando..."Crianza y confianza. La Mirri. 12/12/2010.
7. "¿Desde arriba, o desde abajo?". Tenemos TetasIleana Medina. 29/11/2010.
8. "4 cosas que me ha enseñado mi bebé".Nace una mamá. Vivian Watson. 22/06/2010.
9. "Lo natural es la teta, no el tetero!". La mamá de Sara. Zarina Ávila. 02/12/2010.

13 diciembre 2010

Conversando con la teta

Sara me sorprende todos los días. El viernes pasado fue la chupada de los dedos de los pies y hoy la conversada con la teta. Y es que lleva dos días que la quiere, la pide y hasta la llora y, al minuto siguiente, no quiere saber nada de ella. Yo se la ofrezco cada vez que creo que debe comer o que la necesita y toma un ratico, pero al minuto siguiente, la suelta con cara de que no quiere más. En la noche la recibe con gusto y hasta ansiosa, pero apenas llega el día, le hace el feo.

Hoy mientras estábamos en esa tarea y yo solo me preguntaba ¿qué le pasará?, de un momento a otro, la estrujo con fuerza y le hablo, directo y gritao, de frente al pezón. Otra muestra del carácter que tiene mi hija. No tengo idea que le diría, pero la conversación fue seria y con un tono de franco reclamo. Creo que la teta se resintió. Sara se desahogo. Aún no ha habido reconciliación pero si claros acercamientos que auguran un happy ending. Porque la relación de mi hija con mi teta puede tener sus altibajos, pero en definitiva, es una relación que va para largo.



09 diciembre 2010

La vida pasa rápido

Eso es lo único que he pensado desde el fin de semana. Y es que este mundo parece ir a millón. Más desde que nació mi princesa Sara. Hoy precisamente me he puesto a mirar sus primeras fotos recién nacida y, al compararlas con la Sara de hoy, la diferencia es grandísima. No solo por lo cambiada que está físicamente sino porque ya es toda una personita, de sonrisa esplendida y con mucho carácter; que le encanta jugar con sus manos y se emboba tratando de descifrar como carajos se puede quitar y poner su chupo. Hoy en la mañana me sorprendió dándose vuelta boca abajo. La emoción fue inmensa. Y es que ya tiene 4 meses... ¿en qué momento pasaron 4 meses?...por eso repito "la vida pasa rápido".

Entonces, no nos queda más remedio que vivir la vida de verdad, todos los días, minuto a minuto, antes de que se nos escurra entre los dedos y nos quedemos sin nada. Hoy puedo decir, muy satisfecha, que los 4 primeros meses con Sara han sido una montaña rusa, pero que los he vivido a plenitud. Las primeras semanas fueron muy duras, pero ahora cada día me siento más empoderada en mi papel de madre. Los días han pasado volando, pero es no me ha impedido disfrutar cada momento de felicidad y de angustia, cada momento trivial y cada momento memorable. Puedo decir con una amplia sonrisa en la cara y en el corazón, que me lo estoy disfrutando TODO. Que a pesar de lo que algunos me dicen de vez en cuando, no la estoy malcriando, la estoy amando. No la estoy desamparando, la estoy consolando. No la estoy abandonando con llanto en su cuna, la estoy arrunchando a mi lado en la cama. No la estoy alimentando con leche de tarro, le estoy dando mi leche. No está creciendo alejada de mi, en un coche o una cuna. Está creciendo en mis brazos, con el calor de mi cuerpo, sintiendo mis besos y el latido de mi corazón.  Esto me hace inmensamente feliz y estoy segura que Sara se siente igual o más feliz que yo.
Así ha crecido mi princesa Sara:



PD: vale la pena recalcar que toda esta belleza de bebé ha sido gracias a la leche y a las tandas de besos de su mamá.

05 diciembre 2010

La gran sonrisa de mi princesa




Frente a estas fotos, no tengo palabras!!! Te amo mi sonriente Sara :)

02 diciembre 2010

Lo natural es la teta, no el tetero!

Es increíble que tengamos que hacer una afirmación de este tipo. A pesar de estar repletos de informes de Organización Mundial de la Salud (OMS) y de La Liga de la Leche (LLL)  (y de un montón de autoridades más), que confirman nuevamente los innegables beneficios de la leche materna, el promedio de lactancia materna exclusiva en Colombia es de 2.2 meses. Si, solo 2 meses, cuando la recomendación de la OMS es de 6 meses exclusiva y 2 años complementaria con otros alimentos. Pero, ¿qué es lo que pasa?, ¿por qué las mamás no le dan leche materna a sus bebés, si es práctico, gratis y lo más saludable para él? Desde mi experiencia tengo que decir, que para dar leche materna se necesita conocimiento, confianza y apoyo.

Conocimiento, porque la lactancia materna ha dejado de ser sabiduría cultural que se transmite de madres a hijas por el entramado de nuestra sociedad. Entonces algo que deberíamos saber y conocer naturalmente, simplemente por ser mujeres, es un universo totalmente desconocido para nosotras. Por eso cuando llega la hora de amamantar no tenemos ni idea como debe ser, que es o no es normal, que vamos a sentir y como se va a comportar nuestro cuerpo. Cuando quede embarazada de Sara, trate de documentarme al máximo acerca de todo lo que implicaba la maternidad, eso incluía la lactancia materna. Por mis manos pasó un libro que recomiendo muchísimo "La alegría de amamantar" de María E. Carvajal de Guerrero, fue fundamental para descubrir los beneficios nutricionales y afectivos de la lactancia materna.

Confianza. Como para la mayoría de las cosas que queremos hacer en la vida, para una lactancia exitosa, la confianza juega un papel determinante. Es necesario estar seguras de que somos absolutamente capaces de hacerlo. Nuestro organismo ha sido diseñado para una lactancia exitosa. El fracaso de la lactancia no se da por incapacidad fisiológica sino por practicas erradas en el manejo de la misma. En este caso, querer es poder.

Apoyo. Voy a decir algo que nadie quiere decir: la lactancia no es fácil, no es un camino dulce lleno de pétalos de rosas. Necesitamos adaptarnos a mil cosas nuevas en nuestra vida con la llegada del bebé, y la lactancia es solo una de ellas, pero es tal vez de las más importantes. Por eso es importante contar con el apoyo de TODOS: esposo, abuelos, amigos, amigas, etc. Sin apoyo, en pleno posparto, agotadas, confundidas y hormonalmente inestables, las posibilidades de la lactancia exitosa y prolongada son cada vez menores. Tenemos derecho a "amamantar a nuestros hijos a demanda, en cualquier lugar, sin miradas ni comentarios de desaprobación y hasta que el niño lo desee". Tengo que reconocer que hacer valer este derecho en nuestra sociedad no es fácil. Varias veces yo misma me he sentido intimidada y avergonzada cuando estoy en un restaurante o en cualquier otra parte, incluso en la sala de mi casa y tengo que sacar la teta y darle de mamar a Sara. No debería sentirme así, por que lo natural es la teta no el tetero. Pero lamentablemente para nuestra sociedad, dar teta en público es algo inapropiado y hasta obsceno. Si quieres dar teta, quédate en tu casa, encerrada en tu cuarto y que nadie se entere, ¿por qué?. Me ha costado algo de trabajo pero de a poco he perdido la vergüenza y el pudor en cuanto a este tema y Sara recibe su porción de leche materna en donde y cuando la pida. 

Por último solo quiero reiterar que TODAS las mujeres somos capaces de amamantar a nuestros hijos alegre y exitosamente; ver su progreso día tras día y saber que todo a sido gracias a nuestra leche, es gratificante y satisfactorio. Realmente vale la pena. No tengo duda que al amamantar a Sara estoy haciendo algo realmente importante para las dos.

Dos buenas guías online de lactancia materna y un folleto en varios idiomas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo