02 febrero 2012

Para Isha

Querida Isha:
Anoche, mientras pensaba sobre qué escribir y paseaba por la blogosfera maternal, me topé con tu último post, y algo muy profundo se removió en mi. Lamentablemente, creo que lo que te pasa, nos pasa a todas con demasiada frecuencia. Sin importar, si somos o no expertas en lactancia materna, si vamos a la liga de la leche, si tenemos o no un blog, todas las madres que decidimos lactar a nuestros bebés a demanda y de manera prolongada, somos víctimas de la presión social para que dejemos de hacerlo. Y muchas veces, después de uno o varios comentarios desafortunados, sentimos como flaquea toda nuestra confianza. Dios mío!!! Maldita presión social! Es increíble como las palabras de cualquiera (o peor, del que duerme a tu lado) señalando la lactancia de nuestros hijos, tiene un poder sobre nosotras que aún no logramos dominar. Sin importar de donde venga, ni el background de la víctima, la presión parece aplastarnos a todas por igual, como si fuéramos hormigas, dejándonos fuera de base, sin palabras, con el corazón roto y la moral por el piso.

Te leo y no puedo evitar sentirme plenamente identificada con lo que te pasa. Yo sé, al igual que tu, que es saberse sola, tratando de ejercer el derecho que tenemos, tanto madres como hijos, a disfrutar libremente de la lactancia que deseamos, por el tiempo que nos de la gana. Más aún, cuando a pesar de tus diversos esfuerzos, nadie parece comprender la importancia que tiene para ti y para tu bebé, el regalo maravilloso qué es, lo beneficios sin límite que nos ofrece. Yo también sé qué es que nadie lo entienda, y que ni siquiera tu esposo parezca apoyarte. Tal vez, para ellos la presión tampoco es fácil de manejar. Desafortunadamente en este tema, la presión cae sobre todos y viene de cualquier lado, incluso del lugar que menos esperas.

Isha, quiero decirte que tienes todo el derecho de sentirte así. La presión es fuerte y somos seres humanos, no robots sin sentimientos. Yo muchas veces me he sentido igual que tu. Confieso que en alguna ocasión hasta pensé destetar de inmediato a Sara debido a las dudas que la presión de los demás habían sembrado en mi, diciendo cosas tan absurdas como que mi leche no alimenta, que la estoy malcriando o simplemente que "ya esta bueno de tanta teta". Por fortuna yo sé que te va a pasar igual que a mi, no te vas a conformar y vas disipar las dudas rápido, logrando que la seguridad vuelva, reponiéndote y ratificando, una vez más, que lactar a nuestros hijos, hasta que ellos quieran, es, sin ninguna duda, la decisión acertada, la decisión que había que tomar, una decisión basada, única y exclusivamente, en la entrega y el amor. Quitarles este momento de disfrute y conexión con nosotras para sacarnos de encima la presión social, eso, además de ser un tremendo error, sería realmente triste y egoísta. Cuanto dura la lactancia de un bebé es una cuestión que solo le incumbe a la madre y al niño. Nadie, absolutamente nadie debería meterse en medio. Entonces Isha, no te culpes por flaquear, por sentirte como te sientes. Por fortuna, las madres somos sabias y fuertes, y nos tenemos las unas a las otras (aunque sea virtualmente), y podemos con esto y con mucho más.

Isha, aún tenemos un largo camino que recorrer en esto de ser mujer-madre y, puntualmente, en la normalización de la lactancia materna y, más aún, en la lactancia materna prolongada. Cada vez somos más, pero aún somos una minoría. Querer salirse del esquema, haciendo lo que uno cree por convicción propia, resulta tremendamente subversivo en una sociedad que nos educa para obedecer calladamente y no para pensar, decidir y actuar. Isha, tu, yo y muchas madres más alrededor del mundo no estamos tragando entero. A pesar de la presión, estamos actuando como nos dicta nuestro corazón sin importar lo que piensen los demás. Muchas veces las cosas no son fáciles para nosotras, pero realmente no nos importa. Sabemos que estamos en lo correcto. Actuamos con consciencia y con amor. A veces flaqueamos, como es natural. Sin embargo, encontramos la manera de resolverlo, de salir adelante. Si es necesario buscamos más información, más razones, más apoyo. No nos rendimos, luchamos hasta el final. Y eso es lo que realmente importa. Nuestro deseo de hacer lo mejor y nuestra determinación de lograrlo, es lo que realmente vale.

Sabes que cuentas conmigo para lo que necesites.
Un abrazo gigante para ti,

Zary


¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

14 comentarios:

  1. Cuando sus parejas les digan que sus hijos están "muy grandes para la teta" diganle que ellos también están demasiado grandes y aun así les gusta, si le retiran el pecho a los niños se lo retiran también a los esposos y ya!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja entre chiste y chanza puede ser una excelente opción!!! Gracias por comentar!!

      Eliminar
  2. Nadie debería meterse donde no le llaman, aunque cuando es la paraje todo es más díficl, porque es de donde debería venir el apoyo.
    Apoyo totalmente a Isha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el problema es que es la pareja no es cualquiera. Ellos deberían ser uestros principal apoyo pero, lamentablemente, no siempre es así. Al final creo que tenemos la obligación de hablarles con el corazón y decirles con pelos y señales, el porqué de nuestras decisiones, que tienen razones lógicas y valederas. Es más trabajo, pero si nos tomamos el tiempo seguro van a entender y, les va a ser mucho más fácil apoyarnos cuando lo necesitemos. Gracias por leerme y por pasarte por acá!!

      Eliminar
  3. Hermoso post de apoyo al que también me uno.
    La lactancia materna prolongada encuentra mucha incomprensión simplemente por desconocimiento. Estoy con Carol, la cosa es aún más difícil cuando no hay apoyo de la pareja y es que aunque la LM es cosa de dos, la crianza puede y debe ser cosa de tres, pero caminando en la misma dirección. Habría que tratar de hacer ver a esa pareja los beneficios de la lactancia.
    Muchos ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por unirte. Bien dicen que en la unión está la fuerza. así que de nosotras depende que cada vez la ignorancia al respecto sea menos, principalmente en nuestra parejas. Gracias por sacar siempre tiempito para pasarte por aquí!!

      Eliminar
  4. Nadie debería meterse en nuestras decisiones como madres, el problema es cuando nos encontramos con la oposición del padre, ya que lógicamente también tiene que opinar en la educación y crianza de sus hijo.
    Mucho ánimo para todas las que no se sienten apoyadas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. hay que encontrar la manera de que la cosa no se vuelva una batalla sino una oportunidad para que todos, incluidos nuestros esposo, realmente aprendan y valoren la importancia de este tema. Solo así vamos a estar rodeadas y apoyadas.

      Eliminar
  5. Zary, qué hermosas palabras me has dado. Sobre todo sentirse acompañada aun en la distancia no sabes como lo valoro.
    Estamos juntas en esto, es hermoso saber que cuento con grandes mujeres como ustedes.
    Te mando un gran abrazo, muchas, muchas gracias. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te mando un abrazo gigante!!! No podía haber hecho otra cosa más que mandarte mi apoyo desde la distancia y como no pude comentar en tu post, decidí que este espacio es precisamente para eso, para crear tribu, hacer comunidad, para dar y recibir el apoyo y el cariño que tanto necesitamos. Me alegro te haya gustado!!! Un abrazo gigante también para ti!!

      Eliminar
  6. Que lindas palabras! es lamentable que tantas madres tengamos este sentimiento de soledad y de falta de apoyo frente al tema de la LM de nuestros hijos, falta de apoyo que muchas veces se convierte en rechazo por parte de familiares y a veces hasta del esposo pero es importante que a través del canal que sea nos sigamos apoyando las unas a las otras, sigamos siendo guerreras y firmes ante la fortuna de poder dar el mas hermoso regalo a nuestros hijos, es difícil pero no imposible... Isha, Zary ... sigamos adelante que si vale la pena, Ánimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón!! Claro que si!!! Vamos pa´adelante!! Un abrazo gigante!!

      Eliminar
  7. Zary que gran corazon tenes! Me siento orgullosa de ser tu amiga ♥ Debe ser muy duro no contar con el apoyo de tu pareja en un tema tan importante para nosotras y nuestras bebes... Desde aca todo mi apoyo para Isha tambien!

    ResponderEliminar
  8. @Isha yo tampoco pude comentar en tu blog, te había escrito un rollo y no se publicó. Sólo te diré que te apoyo y estoy contigo, habla con tu esposo, hazle comprender. Un abrazo.
    @Zary gracias a este post me enteré de lo q pasaba con Isha, que lamentablemente, pasa con muchas mamis, ojalá creemos más consciencia entre los padres de la importancia de la lactancia materna. Abrazos preciosas!

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo