15 marzo 2012

La era de las madres prevenidas

El otro día me paseaba por twitter y decidí contestar a la pregunta desprevenida de una de las mamás que sigo. Ella preguntaba a qué edad podría volver a ir sola al baño, es decir, cuando recuperaría la privacidad para estos menesteres que su pequeño hijo le había robado. Y en medio de las respuestas que dimos varias madres, no estuve de acuerdo con la postura de una en particular y, de inmediato, ella pensó que me había molestado, que me había sentido juzgada o tal vez criticada. Nada más lejos de la realidad. Por fortuna, aclaramos el tema y la cosa no paso de ahí. El caso va a que ese simple hecho me hizo caer en cuenta de lo prevenidas que estamos las madres en general. Estamos tan expuestas a que se nos ponga en tela de juicio que tomamos casi cualquier comentario a la defensiva. Es como si estuviéramos con el escudo siempre puesto, porque no sabemos de dónde ni de quién pueden venir los dardos que nos van a herir. Cuando la postura frente a nuestro desempeño como madres debería ser relajada y abierta, más aún con nuestras colegas de oficio, la realidad es totalmente contraria. Nos cuidamos, nos defendemos, nos cerramos, y poco a poco nos quedamos solas, cuando deberíamos sentirnos arropadas y acompañadas por nuestras iguales.

Lo peor de todo es darse cuenta de que este comportamiento, no es infundado. Yo me considero afortunada, porque puedo decir que cuento con un grupo de excelente amigas-madres, tanto virtual como físicamente. Y realmente, independiente de cual sea mi postura, nunca me he sentido criticada o juzgada  por las que son mis amigas. Pero, tristemente no todas las historias son así. Conozco casos de mamás que boicotean los negocios de otras, que las exponen, en internet y fuera de él, porque son o no son pro-lactancia, por que unas piensan que los niños deben dormir con sus padres y otras no, por que unas quieren escolarizar a sus hijos y otras les quieren enseñar en casa, y una larga lista de cosas que no terminaría de enumerar. La intolerancia es el jinete que cabalga sin rienda en medio de nosotras y no nos hemos dado cuenta. No se que suerte de miedo profundo nos hace pensar que quién no piensa o actúa como yo, está contra mi. Y ahí es cuando dejamos de ser todas simplemente "madres" con los mismos deseos, esperanzas e intenciones, para convertirnos en las buenas o las malas, dependiendo del bando en el que sin pensar no alineemos, simplemente por que discrepamos en el "como hacer", cuando al final, de una u otra manera, todas nos esforzamos sin medida por ser la mejor mamá que podemos. 

Me pregunto si antes, hace mucho tiempo atrás las cosas eran así. Si, hace siglos, las madres no se apoyaban incondicionalmente, respetuosamente, las unas a las otras, solo por ser madres. Si no se guiaban con empatía y cariño. Seguro no habían tantas discusiones a cerca de cómo criar, simplemente se criaba en grupo, en tribu, de manera natural, sin tantos consejos, sin tanto libro, sin nada más que el instinto y todas eran madres felices. Me pregunto cómo hemos llegado hasta este punto y cómo dar vuelta atrás. Como hermanarnos a partir del rol de mamás, con la bandera del respeto y la tolerancia, entendiendo que nos necesitamos unas a otras, y que más allá del "cómo", juntas y apoyadas, podemos ser y hacer mucho más. 

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

21 comentarios:

  1. Aplausos de pie para tu entrada!

    Sería imposible tener todos la misma idea de cómo educar a un niño. Imposible saber cuál es "la mejor forma", porque cada niño, cada mamá, cada circunstancia es diferente. Y qué bueno que sea así! Antes de criticar a alguien, tendríamos que ponernos en sus zapatos. Así que Tolerancia ante todo, y Respeto por las opiniones diferentes. Y por qué no? un poco de indiferencia cuando no estemos de acuerdo en algo. Finalmente aunque alguien me critique, no va a estar en mi casa a las 9pm viendo qué hago con mi chamaco ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus aplausos, y cierto, todo esto es un tema de respeto y tolerancia. Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Yo creo que como personas que somos hay de todo, aunque confío en que cuando somos madres algo cambia en nosotras.
    Yo siempre he tratado de ser respetuosa con personas que no piensan como yo, y ahora hago lo mismo. Que a veces juzgamos a la ligera, puede, pero yo me doy cuenta de que a no ser que sean casos de falta de respeto hacia los niños creo que cada familia lo hace lo mejor que puede y lo mejor que les funciona.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas hacemos lo que mejor podemos y, si, cada familia hace lo que mejor le funciona. Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Me encantó este post Zary! excelentes palabras que nos ayudan a reflexionar.
    Podría compartirlo en mi face?

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si!!! Compártelo a todo el que quieras!!! Un abrazo y gracias por difundir mis palabras!!

      Eliminar
  4. Muy bueno el post de hoy Zary, una reflexión muy válida, como en vez de hacernos fuertes nos restamos méritos y nos ponemos trabas entre nosotras mismas. Respeto ante todo. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto ante todo!!! Como estas Oli?

      Eliminar
    2. Zary linda... tengo unos ascos, vómitos y mareos terribles, lo cual indica que todo marcha sobre ruedas... :P

      Eliminar
    3. Me alegra montones que todo vaya viento en popa!! ;)

      Eliminar
  5. Hola! Te leo mucho y te comento poco, a decir verdad. Aplaudo este post! Totalmente de acuerdo con vos, todas somos madres y todas hacemos lo mejor que podemos por nuestros hijos, espero todas podamos entenderlo.
    Besotes!!
    Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme. Que bueno que te animaste a comentarme!!! Y te secundo en tu des o "ojalá todas podamos entender que estamos para apoyarnos, no para juzgarnos. Un beso.

      Eliminar
    2. Que lindo verte por aca Andre! Los post de Zary no tienen desperdicio! Un beso grande a las 2. Las quiero!!

      Eliminar
    3. Tan linda!! Gracias por el piropo!!

      Eliminar
  6. Ahí le has dado a la diana comadre!
    Llevo poquito tiempo en esta red de blogs on line, pero percibí desde el principio la dualidad existente en ella.
    Y sinceramente, creo cada vez más en una frase que suelo acuñar a menudo, y es que si una mujer tiene un enemigo, seguro que será otra mujer... Y eso es tremendamente triste y lamentable, porque precisamente creo que el motor del mundo debemos de ser nosotras, quienes en unidad y fuerza ofrecer a nuestros hijos un mañana mejor del que nosotras mismas hemos encontrado...
    No obstante, no seré yo la que critique a nadie, simplemente hay sitios por donde no paso precisamente por ciertas posturas y en otros porque no me he sentido bien recibida...
    Un cariñoso abrazo porque me gusta leerte, esté de acuerdo o no, y porque eres siempre cariñosa y respetuosa, y si te siento así, estoy segura que lo demuestras cada día como madre, con lo que para mí es más que suficiente para estar a tu lado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es realmente lamentable, se ve por acá y también en la vida real. Gracias por leerme. Gracias por tus palabras de aprecio. Cada una de ellas son un inmenso tesoro para mi. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que cierto es todo lo que decis... Es tan triste ver fAltA de respeto y de empata! Sobre todo me parece ridículo verlo en madres que defienden la crianza respetuosa y sin embargo no se ve ningun tipo de respeto por sus pares... Me encanto la reflexión (como siempre) la comparto preciosa. Un beso gigante para vos!!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó esta entrada :) Nadie tiene la bandera ni el manual de cómo ser madres y parte de lo hermoso de esta experiencia es que podamos contar con un grupo de amigas-madres que pasan por lo mismo y con las que podemos compartir lo que sentimos y pensamos. Siempre con respeto y con mente abierta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave el respeto. Un abrazo más para ti, querida amiga.

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo