12 marzo 2012

Nuestro cuento


Sara es un pequeña niña de ojos gigantes y pelo liso y dorado. Ella adora bailar, jugar y cantar. Pero lo que más ama, es besar y abrazar a su mamá. Sara y su mamá son muy felices y muy, pero muy unidas. La mamá de Sara la quiere más que a nada en el mundo y desde que ella nació, pasan mucho tiempo juntas. Disfrutan de los días corriendo en el parque, escuchando canciones infantiles en la sala, jugando con todo el combo de muñecas (Sofi, Cami, Paty, Mona y Rosita) o gritando “zorro no te lo lleves” mientras ven Dora la Exploradora. Algunas tardes, van a nadar en una piscina de agua tibiesita y, otras, a jugar con algunos niños mientras aprenden como se sienten las cosas asperas y las suaves, cuales son las vocales, y como, con un balancín, puede subir y bajar. Sara también quiere mucho a su papá y disfruta ayudándolo a hacer ejercicio todas las noches antes de acostarse a dormir. Él la divierte mucho cantándole cosas linda pero extrañas como “me gusta mi gusarapito bello, me gusta mi gusarapito hermoso, me gusta mi gusarapito bello, mi cabecita de corozo”. Sara también pasa gran parte del día con Nelsy, su nana, que la consiente y cuida cuando mamá y papá no están en casa.

Un día, en la mañana, la mamá de Sara recibió una llamada de Willy de parte del Sr. Leo, para invitarla a trabajar con ellos. La mamá de Sara se emocionó mucho. Trabajar con Willy para el señor Leo, era un sueño hecho realidad. Era la oportunidad de volver a hacer una de las cosas que más disfruta: aprender y jugar con datos, para poder desarrollar ideas innovadoras y creativas. Por eso, después de pensarlo durante varios días y hablarlo con le papá de Sara, la mamá de Sara decidió aceptar la invitación de Willy y del Sr. Leo. 

Entonces, algunas cosas de los días de Sara y de su mamá cambiaron. Ahora, de lunes a viernes, Sara y su mamá se levantan como de costumbre y desayunan, una al lado de la otra, como siempre. Luego disfrutan juntas de la ducha, jugando con los patitos y los tambores. Después se visten. Sara se peina y se perfuma, mientras la mamá de Sara se emperifolla y se pone zapatos de tacón alto. Al rato, llega Nelsy, la nana de Sara, y la saluda diciendo “¿dónde está mi princesa?”. Cuando son las 8:00 a.m. en punto, la mamá de Sara se despide de ella. La besa y la abraza y se va a trabajar con Willy a donde el Sr. Leo.

Mientras, Sara se queda en casa con Nelsy. Juntas, hacen cosas de la casa como limpiar y aspirar, pero también juegan, escuchan música y miran los perros y bebes que pasan por la calle, a través de la ventana. Ahora que la mamá de Sara sale todos los días a trabajar donde el Sr. Leo, Sara va con Nelsy a sus clases de estimulación. Juntas la pasan muy, pero muy bien. Sara aprende los colores y las formas. Canta y baila mucho, principalmente, la canción de los conejos y la del cucarrón marrón. También disfruta mucho sumergiéndose en la piscina llena de pelotas de colores.Al medio día, la mamá de Sara vuelve a casa y la besa y la arruncha mucho. Almuerzan juntas, sentadas una al lado de la otra, en el comedor principal. Luego se lavan los dientes y hacen una pequeña, pero deliciosa siestecita.Todas las tardes, la mamá de Sara vuelve a trabajar, mientras Sara y Nelsy juegan en casa, unas veces con el rompecabezas, otras, con las muñecas.También dibujan con las crayolas, bailan y, si hace sol, salen a disfrutar del parque, recogiendo flores y jugando con otros niños.


Al final de la tarde la mamá y el papá de Sara vuelven del trabajo, y Sara los recibe con muchos besos y abrazos. Nelsy, quien cuida muy bien de Sara, se despide con un abrazo de la princesa y se va para su casa. Al rato, Sara y sus papás comen algo. A veces pan con queso y leche. Otras veces arepitas caseras con aceite de oliva. Luego, hablan los 3 un rato. 1ero, Sara cuenta que hizo en el día, y lo feliz y contenta que la paso con Nelsy. Después, papá habla sobre sus pacientes y le da a Sara muchos besos y saludos que ellos le mandan. Por último, mamá habla de lo contenta que está trabajando con Willy para el señor Leo. Cuenta de sus proyectos y le entrega a Sara una delicia en forma de ponquecito que le manda la tía Viviana. Cuando ya es tarde, todos se cepillan los dientes y se meten en la cama. Juntos se acurrucan y se abrazan. Sara toma leche calientica de la teta de mamá y cierra sus hermosos ojos para comenzar a soñar.

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner


26 comentarios:

  1. Preciosa entrada, y muy tierna. Lo que mas me ha gustado es el retrato feliz que has hecho de tus días a pesar de no poder estar todo el tiempo con ella. Han conseguido todos ser felices y eso es grande. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo!!! Es el cuento que quiero que Sara viva y que vivamos todos, ahora, en esta nueva etapa. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Primero felicitarte por la bella entrada, por el bello relato. Y en segundo hacerlo por ese trabajo que has conseguido y tanto te gusta. Ah, en tercero felicitarte por tu preciosa familia.
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Elva!!! Un abrazo también para ti!!

      Eliminar
  3. Hola. Descubrí tu blog buscando información sobre el embarazo. Estoy ahora embarazada de casi 11 semanas y soy primeriza. Tu blog me ha encantado y me ha hecho plantearme preguntas sobre como llevará mi embarazo, mi parto y la lactancia. También en la crianza de mi futuro hijo o hija.

    Sobre este post en particular es una de las cosas que pienso con frecuencia, dejar o no dejar de trabajar cuando nazca mi bebe y saber cuando o cómo retomar la vida laboral. La lectura de tu blog me ha puesto a pensar en la posibilidad de dejar de trabajar cuando sea madre, aunque tengo mis fuertes dudas por la situación laboral que existe ahora en mi país, República Dominicana, y más porque soy periodista y es un trabajo muy exigente en horarios.

    Gracias por todos los consejos que anoto de tu espacio, por la belleza de lo que cuentas de tu experiencia con tu beba. Mi admiración y respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!!! Me encanta tener nuevas lectoras por acá. Este es mi espacio y es el espacio de ustedes, los que me leen, también. Vover a trabajar cuando se es madre es muy duro. Si puede hacer algo flexible o de medio tiempo sería ideal. Separarse tanto tiempo de los bebes es purísimo para todos. Gracias por leerme y espero tenerte por acá de vuelta muy pronto.

      Eliminar
  4. Zary, no me voy a cansar (y espero que vos tampoco) de decirte lo hermoso que escribis y contas las historias.
    Lo que mas me gusta es que son muy positivas.
    Me encanta de que puedas sentirte bien y contenta trabajando. Estoy segura de que Sara va a estar feliz porque su mama también esta feliz. Y porque sabe que, a pesar de que le gustaría que esté en casa, puede ver a su mama contenta y sin culpa (bueno, esto ultimo es algo dificl para las madres no?)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene...me encantaría que este cuento fuera realidad 100%. Lamentablemente no es así y hay días de días donde me pesa haber dejado de ser mamá a tiempo completo. La extraño tanto, no te imaginas!!! Pero como sea vamos a salir adelante. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que bello Zary, se nota que Sara es muy feliz :)

    Cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la princesa de este cuento de hadas!!! Un abrazote!!

      Eliminar
  6. Y viven felices por siempre y para siempre :D

    ResponderEliminar
  7. Que bello y tierno!! me encanta la manera como escribes! me siento muy contenta de saber que todo está marchando muy bien te felicito y te mando un gran y caluroso abrazo y la bendición para los tres, me encanta la foto de Sara mirando a su papi! se ve que está enamorada!!! Gracias por ser nuestra inspiración...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!!! Y si, los tres estamos enamorados!!! Gracias por pasarte por acá.

      Eliminar
  8. Me encanto el cuento! Y que derrocha positivismo! Vamos amiga! Sara esta bellisima y feliz. Se lo puede ver en en cada foto. Incluso en la que mira por la ventana como diciendo: Ya llegas mamita de mi vida? Las quier♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso hace.. se a sima por la ventana y me llama... y a mi se me llenan los ojos de lagrimas. Te quiero Bren!! Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Me conecto tan bièn con tus ideas, con tu sentir, con la forma como crias, hasta creo que fuimos juntas a la misma escuela materna, me conmueve tu simple y bella cotidianidad, tus optimistas dìas y no se por què, pero quedo con la convicciòn de que toda tu vida andrà siempre asì: BIEN!!! y por ende la de Sara, y sè que la fortuna es para ella de tenerte a tì, que haràs de ella algo igual o mejor que tù... Sigue en tu cuento, aquì yo ando en uno muy parecido con su Majestad Stefano, se que nuestro camino se cruzarà criando muchas veces... entonces, tal vez juntas, caminando un muelle con sol y palmeras, hablaremos a nuestros reales hijos: "Su Majestad y la Princesa", de lo feliz que nos hacen... un Abrazo al plebeyo papà de un gusarapo, cabeza de coroso, ni idea quièn es ese gusarapo, yo solo conozco a una Princesa, a la Princesa Sara!!! un abrazo de mamà a mamà... Marga Palacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, no sabes lo que he llorado leyendo. Solo puedo decirte gracias desde el fondo de mi corazón por tus palabras. Sé que esa caminare sobre el muelle de nuestra amada Riohacha esta predestinada. Un abrazo gigantesco!!!

      Eliminar
  10. Zary me ha encantado leerte!! Perseguir nuestros sueños dentro y fuera de casa y sentirte tan feliz me alegra!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! A mi me encanta también saberte por acá!! ;)

      Eliminar
  11. Que linda narracion hija, se lo que te duele dejar a Sara por monentos,pero todo cambio trae siempre recompensas mayores. mientras tanto disfruta siempre lo que haces , pronto voy a estar haya para ayudarte. un abrazo y un beso a mis princesas.
    Zarina

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué cuento más maravilloso! A seguir escribiendo páginas :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero Silvia, que las página de esta historia se sigan llenando de momentos y aventuras felices y positivas!! me encanta tenerte por acá!!

      Eliminar
  13. ¡Qué hermoso relato, Zary! Irradia tanto amor :) Y déjame decirte que a pesar de que ahora no estás todo el día con Sara, has visto la forma de compartir varios momentos del día con ella, momentos de calidad que seguro Sara siempre guardará en su corazón. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes la falta que me hace, pero trato de encontrar todos los espacios posibles para que sepa que su mamá sigue aquí, que la está acompañando y que la quiere con toda el alma. ;) Besos !!

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo