16 abril 2012

Criar, responsabilidad de mamá y papá

Ayer, en medio de una charla de mujeres con mis tías y mi mamá, caí en cuenta una vez más de lo obvio: históricamente la crianza ha sido un tema exclusivo de mujeres. Es evidente que a través del tiempo la responsabilidad de atender y educar a los niños siempre ha sido del genero femenino. Estas labores erróneamente subvaloradas, no han sido cuestión de caballeros. Usualmente, el compromiso del padre es ser el proveedor. Las tareas de cuidar, alimentar, cambiar pañales, jugar, educar, enseñar a los niños, más las labores de la casa, se dan por entendido como tareas de la mamá. En muy pocas familias, (de hecho podría contar con los dedos de las manos las que conozco que funcionan así) la crianza y atención de los hijos es una labor y un compromiso de familia, compartido entre ambos padres. Lo pienso y analizo y solo puedo llegar a la conclusión de que eso esta mal.

Criar es responsabilidad de papá y mamá. O más bien debería ser responsabilidad de la pareja, no únicamente de la madre. Y aunque es claro que las cosas con el tiempo han ido cambiando y muchos padres, hoy en día, ayudan con los niños y la casa, creo que aún son muy pocos. Como familias, como hombres y mujeres, tenemos mucho camino por recorrer en este tema. Principalmente haciendo consciencia, ya que lograr esta dinámica en el hogar es una labor realmente difícil por la historia que llevamos a cuestas. 

Todos tenemos grabado en nuestra mente lo que vimos en casa. Y, la verdad es que la mayoría fuimos criados por nuestras mamás, con una relación muy fuerte con ellas, viendo un padre trabajador pero, por lo general, distante y lejano, con el que compartimos mas bien poco. Entonces, inconscientemente este es nuestro modelo a seguir, nuestra tendencia es repetir la historia. Y de repente, aunque de dientes para afuera decimos y pensamos que queremos ser diferentes, nos sorprendemos siguiendo estos patrones de conducta porque, simplemente, los tenemos aprendidos y no sabemos que más hacer. Desconocemos como comportarnos de manera diferente: hemos sido criados para asumir estos roles y, la mayoría de las veces, no sabemos como cambiarlos. Y este no es un tema solo de los hombres. Es claro que la mayoría no han sido educados para asumir este rol de cuidador amoroso y sensible, sin embargo, también es cierto que nosotras, aunque nos quejamos cuando ellos no se involucran, cuando lo hacen, a veces no sabemos como manejar a un esposo que toma partido, que nos cambia la forma de hacer las cosas, que nos cuestiona.  

Por eso no me canso de ver y alabar a las familias que logran este difícil equilibrio. Me encanta ver a estos padres que de manera natural asumen las tareas de la crianza a la par con su esposa. Hombres que leen cuentos, enfrentan berrinches, cambian pañales, hacen trenzas, maquillan, preparan comida, juegan a las muñecas, tienden camas y preparan papillas hasta mejor que sus esposas. Padres que prefieren jugar con sus hijos a verse con sus amigos, que no ven la hora de llegar a casa, que hacen mercado y reciben a los niños del colegio, que diseñan disfraces, pancartas y organizan cumpleaños y fiestas de pijama. La mayoría de las veces miro a su alrededor y veo una madre igual de feliz y comprometida, unos niños seguros y alegres, una familia real en todo el sentido de la palabra, una familia compenetrada y feliz.  Criar es una labor que se debe hacer en pareja, no solo por que las madres necesitamos ayuda y apoyo en el tema sino por que es un asunto primordial para los niños, para el bienestar y futuro de la familia, y en últimas, de la sociedad en la que vivimos.

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

13 comentarios:

  1. Hola Zarina.
    Como siempre, encantada de lo que escribes!!.
    Y totalmente de acuerdo con lo que dices, gacias Dios a mi me toco un esposo que me colabora mucho, pero algunas veces se le olvida y es aqui donde yo me pregunto, como hacer para insentivarlo sin que el se sienta obligado?.
    Un abrazo para tí y para Sara.
    Paola Diaz, la mamá de Tomas Garcia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual. Mi esposo ayuda pero a veces no es tan espontáneo como yo quisera, y de incentivos sin que se sienta obligado? Lo voy a pensar y si se me ocurre algo realmente eficaz, prometo post al respecto!!! Un abrazos o para el Tomate bello y para ti también!! ;)

      Eliminar
  2. Simplemente la frase de mi pareja me ayuda ya nos dice mucho. ¿Acaso la mujer ayuda a su pareja en la casa y con los hijos?
    Nosotros somos un equipo, en el hogar, con nuestra hija y como pareja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase me pone del higado ...totalmente de acuerdo contigo.Cambiemos la frase de ayudar por compartir ....

      Eliminar
  3. Vengo de una familia en la que mi madre fue la que nos crió a los tres. Mi padre jamás nos cambió un pañal, nos dio un biberón o se quedó una noche en vela por nosotros. El hacía otras cosas como llevarnos al parque, al cine... pero en lo que al día a día de la crianza se refiere todo recayó en mi madre.
    Por eso me siento tremendamente afortunada de contar con un marido que me apoya y comparte plenamente la tarea de criar y educar a nuestro hijo porque no depende de nadie más que de nosotros dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te felicito!! Y coincido en que eres supremamente afortunada!!

      Eliminar
  4. Zaria super como todos ....... me encanta parece q eatuvieras en nuestra mente y corazon ... gracias a Dios tengo un esposo q prefiera estar en casa compartiendo con Juan . pero como dice pao algunaa cosaa hay q recordale. ojla puedas darnoa un conaejo para esto . Besos a Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos a ti también!!! Gracias por pasarte por acá!!

      Eliminar
  5. Me siento muy afortunada de contar con un marido super implicado en la crianza de nuestras hijas. El mas claro ejemplo es que en este momento que estoy escribiendo este comentario se las llevo a ambas (recién llegado del trabajo) a dar una vuelta para que yo me despeje un ratito y pueda "blogear" :)
    Menos cocinar el maridin hace DE TODO y eso que no tuvo lamentablemente ningún referente similar en su infancia...eso hace que me sienta mas orgullosa todavía de el. Un abrazo hermosa, siempre te leo, solo que desde el móvil no puedo comentarte últimamente, pero hoy que agarre la pc, acá estoy! Muaaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos son los maridos y padres que este mundo necesita!! Eso si es ser un equipo n todo el sentido de la palabra. Un abrazote!!

      Eliminar
  6. Así es, el matrimonio es de 3 (Él, ella y Dios), y la paternidad también (Papá, Mamá y Dios).
    Si cada parte hiciera su parte este mundo marcharía como debe.
    Me ha gustado mucho tu reflexión, como siempre Zary bella.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazote!!! Cómo va la panza? Besos a las princesas y a ese pequeño rey que esta por llegar.

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo! También creo que influye los horarios de trabajo tan poco conciliadores que tienen muchos hombres. Yo tengo la suerte de que mi
    Marido está implicado 100% y funcionamos con un equipo.

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo