19 abril 2012

Solo Sara

Debido a un proyectico nuevo que tengo entre manos y que espero compartir pronto con ustedes, comencé a buscar entre mis toneladas de archivo fotográfico una foto mía, reciente, donde estuviera sola. Esta tarea, que parecía tan sencilla se convirtió en "misión imposible" ya que simplemente no existe tal foto. La última fotografía que tengo, en la que estoy sola, creo que debe ser de hace como 3 años largos. Todas las fotos recientes que tengo son con Sara, y no crean que son muchas, de hecho creo que no alcanzan ni siquiera a ser una docena. 

Recuerdo que, en una época no tan lejana, la situación era totalmente opuesta. Antes de quedar embarazada lo normal era que tuviera mil fotos mías, recién salidas de la cámara o el celular, de donde podía escoger. Solo si miraba mi perfil de facebook podía encontrar montones. Ahora únicamente tengo fotos de Sara en todas las versiones: sola, conmigo, con papá, con la tía, con los abuelitos y así ... solo fotos de Sara. Y este hecho, aparentemente carente de importancia y significado me ha hecho reflexionar, una vez más, en lo mucho que he cambiado desde que soy mamá. O más bien en lo diferente que es mi perspectiva de la vida y de las cosas.


Si miro hacia atrás, mis días antes de Sara, me son casi incomprensibles. Me cuesta entender como creía estar completa cuando me faltaba ella. Me veo en retrospectiva y claramente el centro de mi vida era únicamente yo. Yo era la protagonista de esta historia en primerísima primera persona. Me, myself and I en su máxima expresión. 

Ahora me cuesta montones pensar de esa manera. Mi computadora llena de fotos de mi pequeña es una de las tantas evidencias de que he dejado de ser el centro de mi propia vida. El teleobjetivo ha dado la vuelta. La perspectiva de la toma ha virado 180 grados. Ahora mi interés está fuera de mi y camina, habla, crece, me da besos y me sorprende todos los días. Eso no quiere decir que no tenga claro que cada una es una persona independiente y que yo solo soy el copiloto de su vida, la persona que va a estar allí, siempre a su lado, para ayudarla a actuar correctamente y a tomar las mejores decisiones. Simplemente por ahora, y tal vez por muchísimo tiempo -quizás la vida entera-, mi pensamiento, esfuerzos y preocupaciones reales tienen que ver solo con ella. Con su seguridad, su bienestar y su felicidad. El resto de las cosas ya no son ni tan graves, ni tan importantes. Y el hecho de que ya no me interese tomarme fotos a cada rato o salir en las pocas que tengo regia y "perfecta", evidencia que he madurado y que todos los días, al igual que Sara, estoy creciendo a su lado. 

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

12 comentarios:

  1. Pues ahora que lo dices creo que no tengo ninguna en la que salga yo sola desde hace tiempo...

    Estáis guapísimas las dos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la realidad de ser mamá!! Un abrazo!!

      Eliminar
  2. ¡Creciendo cada una al lado de la otra! ¡que maravilloso! :D
    Felicidades a las 2 guapuras que salen en la foto. :D

    ResponderEliminar
  3. jejeje, bueno, eso suele ser habitual entre el gremio de mamás, no? Yo muchas veces me descubro recortando mi cara de entre instantáneas en las que siempre estoy acompañada... Los hijos es lo que tiene, que cambian nuestro orden de prioridades, no obstante, en ocasiones ese orden no varía si simplemente recordamos que para poder cuidar, las primeras que debemos cuidarnos somos nosotras, es decir, si sólo alimento a mi hijo y no me alimento yo, es probable que más tarde o temprano caiga enferma y no pueda ser yo la que lo siga alimentando... Por eso todo, en su justa medida es un ejercicio de responsabilidad.
    Os veis lindísimas! Besitos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cambian todo y es cierto que necesitamos ser consciente de que nosotras necesitamos un poco de atención por parte de nosotras mismas. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hermosa foto y hermosas reflexiones, la maternidad cambia muchas cosas en nosotras mismas, es maravilloso el sentimiento de compañía, hasta en las fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo podría a ver descrito mejor.. es maravilloso ese sentimiento de ser y sentir se mamá! Gracias por el piropo!

      Eliminar
  5. Hermosas las dos! Y no creas que eres la única, a diario le tomo unas 10 fotos a Mariana, ella posa todo el tiempo, no quiero que se pierda ningún momento!!! Bendiciones para ambas! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendiciones para ti y tu pequeñita también!!

      Eliminar
  6. Bellas! Otro post cargado de amor. Qué lindo es ser mamá :)

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo