17 julio 2012

Cuenta regresiva

                                                          Source: Uploaded by user via Arlene on Pinterest

Al igual que el año pasado, para esta época, comienzo a sentirme en cuenta regresiva. Mi mente se devuelve en el tiempo y me siento otra vez con el vientre grande, templado, lleno de vida. Recuerdo como eran mis días en aquella época: no podía pensar en nada más que en conocerla, los días se me hacían eternos, las noches eran incómodas, de poco dormir, mi mente iba a mil.

Hoy miro en retrospectiva y me parece increíble que hayan pasado casi dos años. Que esa pequeñita que peso 3.250 gramos sea una niña que parlotea por la casa, que tiene una personalidad arrolladora, que se hace querer, que se hace sentir, que encanta con su sonrisa y con ese pelo liso y dorado, que conserva su mirada intensa y sus ojos inmensos café claro. 

Nuestros días ahora son, inevitablemente, distintos. Y como es obvio, este tiempo nos ha marcado, y no nos han pasado en balde: Sara, es una metamorfosis constante, casi que podríamos decir que todos los días es otra, más viva, más clara, más niña, más ella. Yo, lo digo con toda sinceridad, no me reconozco; este tiempo de ser madre me ha transformado profundamente. Quizás sería más justo decir que me transforma y me reta cada día, que es una aventura difícil de predecir emocionalmente y que, a medida que avanza, se vuelve más ardua pero también más satisfactoria. Nuestra familia también es otra, con dinámicas y consideraciones distintas, con planes nuevos, con intereses diferentes, con metas y sueños renovados. 

Una vez más, la cuenta regresiva esta en marcha para los dos años. Y solo puedo decir que estamos felices. Felices de vivir la vida tan intensamente, con le corazón en la boca, con ganas. Felices de tener la oportunidad de ser padres, de aprender, de ser niños una vez más, de gestar un de a poco un nuevo mundo desde nuestro nucleo íntimo. Felices de ver crecer a Sara, de redescubrir el mundo de su mano. Felices, simplemente felices.

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

5 comentarios:

  1. ¡Hermoso como siempre Zary!
    Asi es la vida al lado de los pequeños,
    dinámica, en constante cambio, en permanente adaptación.
    Efectivamente, cada día es una nueva niña y cada día es una nueva mamá.
    ¡Que sigan siendo felices!

    ResponderEliminar
  2. Son tantos los cambios!!!Casi casi hemos sido mamá al mismo tiempo,porque mi piojillo hizo los 2 años hace apenas un mes, y al igual que tú encuentro cambios cada día. En él, en mí, en nuestra pequeña gran familia!!! Son tantas las vivencias de estos últimos 24 meses, casi mejor decir 33, porque durante el embarazo ya empiezas a sentir los grandes cambios!!!
    un besazo

    ResponderEliminar
  3. Me siento tan identificada...
    Qué poquito nos queda, qué rápido pasa el tiempo, cuanto hemos disfrutado y aprendido y cuanto nos queda aún.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me siento igual!!! Y estoy con las emociones a flor de piel...Un abrazo gigante para las 2 ♥

    ResponderEliminar
  5. Zari, como siempre, al leerte sigo descubriendo lo muy parecidas que somos entre mamitas, lo que sentimos y vivimos es similar y sin embargo es lo mas especial en la vida de cada una como madre, esposa y mujer. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo