30 diciembre 2012

La presión

La presión me está enloqueciendo. Por mucho que trato de ignorarla, ella parece ser más fuerte que yo y, sinceramente, ya no la soporto. Me persigue día y noche, sin darme 5 minutos de tregua. Y yo la esquivo sin suerte, tropezándomela de frente, en forma de "y, ¿cuándo la van a educar para que vaya al baño?", "¿y hasta cuándo la teta?", "¿ y, aún duerme con ustedes?", y me cuesta sonreír, ignorar, explicar, justificar lo injustificable, entender. 


Tal vez "entender" es lo que más difícil se me hace. Por que no me cabe en la cabeza este afán que le cae al mundo entero porque los niños crezcan a destiempo, por someterlos a la voluntad egoísta de los adultos, convencidos de que es lo mejor para ellos, sin cuestionarse, sin tratar de empatizar, sin la más mínima gana de dejarlos ser, considerando sus tiempos, dejando que se descubran así mismos, tratando de  meterlos en un molde sin pensar ni sopesar sus verdaderos y validos deseos y necesidades infantiles. Pensando desde la visión de los adultos, con más afán por disciplinar y regañar, que por compartir y dar amor. El amor visto como debilidad. La naturaleza infantil vista como un estorbo.

Y ahí comienza a cabalgar la presión sobre los padres, o por lo menos, sobre mí. La diferencia me pone un punto rojo en la frente cual tiro al blanco y si, como negarlo, me siento atacada, señalada, sin importar si cada comentario, frase, palabra o silencio, tiene otra intención. Y tengo que oír cada cosa, que a veces me provoca coger a mi hija y salir corriendo sin dar la más mínima explicación. La mayoría del tiempo lo manejo o lo evito, pero me incomoda. Y me molesta dejarme incomodar. Me irrita sentirme cuestionada como madre. No hay nada que me afecte más, sin importar lo convencida que estoy de la crianza que intento llevar. 

La situación entera me entristece, por cómo me hace sentir y por los niños en general, la gran mayoría criados sin mirada, sin empatía, sin ser considerados como lo que son, desde lo que realmente necesitan. Y no se me hace extraño que la mayoría siga la corriente, y crié con imposiciones y violencia, que eduque como fue criando, perpetuando los mismos comportamientos, convencidos de estar haciendo lo correcto. Por que cuesta mucho seguir otros caminos, cuestionarse y enfrentar los propios demonios. Cuesta lidiar con la presión, que viene de todas partes, en todo momento y de quién uno menos se imagina. Cuesta.. si que cuesta...pero a pesar de estos sentimiento, sé que vale toda la pena. 

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

20 comentarios:

  1. Ay, guapa... creo que estamos pasando por la misma situación y al mismo tiempo... Todos los días alguien nos cuestiona (y en muchos casos atacándonos) algo relativo a la educación, alimentación, forma de dormir, etc... de nuestro peque... y muchas veces el sonreír y el dejar pasar se hace muy duro... tanto que se termina por explotar, y quizás con quien menos se debe... Ánimo y un abrazo, y sobre todo, feliz año!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que mal que tantas pasemos por lo mismo, sin importar el rincón del mundo en el que nos encontramos. Un beso!! El pequeño está realmente hermoso!!

      Eliminar
  2. Hola bonita!
    También yo lo vivo de ese modo, y cuanto mas tiempo pasa mas presión, imagínate yo estando embarazada, ¿y aún le das el pecho, embarazada? ¿y no duerme en su cama? ¿y cuando nazca el bebé? parece una cuenta atrás, y más que apoyo solo encuentras críticas.
    Así que también te entiendo y lo comparto, a mi me sirve reafirmarme en mis ideas leyendo autores afines a mi concepto y leyendoos a vosotras, que sois mi tabla de salvación.
    Un beso muy grande y que empieces el año con tanta y tanta felicidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual. Aunque la presión de la que hablas me parece francamente mucho más difícil de llevar. Este tema la verdad que me afecta demasiado. me parece muy injusto.. como hacer para que realmente nos resbale sin aislarnos?

      Eliminar
  3. Al principio de mi maternidad siempre intentaba hacer entender por qué hacia las cosas como las hacía... Ahora, la experiencia y sobre todo, mi hija, me han hecho entender y dejar de justificar mis actos como madre... hacemos las cosas así porque es lo que nos hace felices! Quien puede cuestionar vuestra felicidad? Feliz año preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Gracias por ponerlo en esa perspectiva!! Besos!!

      Eliminar
  4. No estás sola Zary, somos muchas las que compartimos tu modo de pensar, este espacio es para desahogarse y para apoyarse, así que ánimo, tenemos que seguir adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo se Oli. Pero lamentablemente las personas que me rodean de manera permanente no tanto, en especial mi pareja. A veces siento que si tan solo el estuviera más de acuerdo todo sería, francamente, muchísimo más fácil de llevar.

      Eliminar
  5. Es difícil y me lo imagino porque lo he empezado a vivir. Mi esposo y yo hemos decidido no hablar del tema de la crianza del bebo.

    Feliz año y desde mi pequeño espacio mi apoyo y admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES una muy buena decisión. Muchas familias deciden lo mismo porque es insoportable que todo el mundo se meta y opine, sin criterio ni respeto. Un beso!!! Gracias por pasarte por acá!!

      Eliminar
  6. Es muy duro tener que aguantar críticas sobre nuestra crianza, no sólo por nosotros como padres sino por nuestros hijos.

    Yo he optado por no hablar de esos temas con quien se que no los comparte. Si no saben no pueden opinar, porque de hecho no les importa ni les incumbe.

    Ánimo! No estáis solos en este barco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol. Que difícil, no? No se que haría sin sus palabras y sin este apoyo virtual, porque el apoyo físico y presente es prácticamente nulo. Un abrazo!!

      Eliminar
  7. Zary preciosa, me encuentro igual que tú, cargada de presiones pq Mar lleva paquete, pq les doy teta a los 2 y me van a consumir, pq todavía duerme con nosotros... Hsta ahora había conseguido hacer oídos sordos, pero empieza a cargarme y a cansarme... Te mando muchos ánimos y mucha fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cansado.. Por ejemplo, ahora con el tema del pañal estoy francamente que exploto. Por qué simplemente no se puede esperar que ella lo deje cuando quiera? Por que el afán de enseñarles sin esperar que naturalmente ellos aprendan a su debido tiempo? que desespero..

      Eliminar
  8. Ánimo, Zary. Por cada persona que te critica, habrá al menos otra que está aprendiendo de ti. Quizá en el día a día eso no haga mucha diferencia, pero es importante que lo sepas.
    Y como ya te dijeron, a veces es mejor evitar esos temas con ciertas personas, cambia el tema, o de plano diles que eso prefieres comentarlo con tu esposo solamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, trato de evitarlos pero aunque sé que eso es más inteligente también me pone mal. un abrazo y gracias por tu apoyo!!!

      Eliminar
  9. Ay Zary ... Siento mucho que te sientas así... A mi me pasa sólo cuando viene mi mamá y por fortuna ya cada vez menos. Comparto muchas de tus reflexiones... Te mando un abrazo bien apapachado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fortuna mi mamá es bastante respetuosa pero otras personas cercanas e importantes, no tanto.. estamos en una etapa de mediación por ahora que espero de frutos pronto..

      Eliminar
  10. Genial !! me encanta tu forma de ver las situaciones tristes y dificiles, un saludo!

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo