23 enero 2014

Por las noches


La noche sigue siendo nuestro momento, nuestro espacio, nuestro encuentro. La mañana es una prisa constante y el resto del día, pura ausencia. Por eso, cuando llega la noche, nos abrazamos, nos hablamos. Trato de dejar todo lo demás de lado. Nos concentramos, jugamos un rato, nos contamos cosas, peleamos, nos reconciliamos, lloramos, nos exigimos, nos reímos, nos perdonamos, nos hastiamos, nos amamos. Estamos realmente juntas, auténticas, sin velos y sin intermediarios, nos reconocemos y lo disfrutamos. Ese breve espacio de tiempo por las noches, es lo que nos mantiene a flote. Es lo que me mantiene a flote en medio de días eternos llenos de reuniones y de una vida agitada que me atrae y me abruma, al mismo tiempo.   

Y en este espacio de tiempo nocturno, corto y eterno, también leemos, leemos mucho. Tres cuentos por noche, relatos llenos de aventuras de genios, y gatos. Historias de mariposas con sueños alados, de ratones y tractores, de buenos amigos. Cuentos llenos de esperanza, de lecciones de vida que nos indican que la respuesta es el presente, este instante, el aquí y el ahora. Hoy, ya y nada más.

"Es Así" es nuestro preferido. Mi preferido. Y aquí está por que vale compartirlo, para que no nos perdamos de vista, para no perder del horizonte el presente.


Es Así

Algunos ya partieron.
El gato del vecino, la tía Margarita, 
el pescado de la sopa de ayer.

Otros llegarán.
Unos han sido pedidos,
otros vienen sin preguntar.

Los que estamos 
lloramos a los que parten. 
Es bonito recordar.

Los que estamos
nos alegramos por los que llegan.
Hacemos bienvenidas,
nos gusta celebrar.

Hay un instante en que los
que se van y los que vienen
se cruzan en el aire.

Se desean felicidad.

Es Así.

Los que parten 
no saben su destino.
No dependen del viento
ni de la edad.

Los que vienen tampoco lo saben.
Son cosas de la vida, dicen, del azar.

Es un misterio de dónde vienen y adónde van.

Los que estamos, aquí estamos.
Es mejor disfrutar.

No sabemos cuando, pero los que llegan
también un día partirán.

Es así
como la primavera sigue al invierno,
unos llegan y otros se van.

¿Te gusta "La mamá de Sara"? Inscríbete acá para recibir notificaciones de mis entradas directamente a tu mail


Delivered by FeedBurner

9 comentarios:

  1. ¡Gracias por contarme este cuento antes de irme a acostar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar que te lo cuente. Es una maravilla que existas para mi y para los tuyos Oli bella!!!

      Eliminar
  2. Yo ya lo he leído por la mañana pero igualmente me ha encantado .
    Te invito a que te pases por nuestro hogar www.lascositasdelucas.com.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si!!! Voy derechito para allá!!

      Eliminar
  3. qué cuento màs bonito, melancôlico pero cierto.
    una làstima que solo tengais las noches para disfrutar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una lástima, pero trato de no concentrarme en lo que no tenemos y sacarle el máximo provecho a lo que disfrutamos y hemos construido juntas. Gracias por tu comentario!!! Espero que sea uno de muchos!!

      Eliminar
  4. Es tremendo de lo verdadero que es. Cómo me gusta imaginaros con el cuento sobre las rodillas. Nuestro momento más entrañable también es al caer la noche y con ilustraciones bonitas, pero lo compartimos con la pequeña Maia saltando sobre nosotros.
    Besos bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta saber que compartimos, a la distancia, momentos tan parecidos. Un abrazo gigante comadre!!

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo