14 mayo 2017

El amor

El amor llega.
El amor llega en medio de la oscuridad y lo ilumina todo.
Nos sonríe y nos abraza.
Nos da un beso tierno.
Nos consciente y nos desnuda el alma llena de vulnerabilidad.

El amor está vestido de colores.
Lleno de desayunos en la cama,
de conversaciones eternas, de coincidencias felices.
De una felicidad dulcísima, con acentos salados y hasta agrios que la hacen
de vuelta más especial, personal, exquisita.

El amor te revela la belleza, toda la belleza en el mundo.
A pesar de la rutina, del cielo gris, del llanto, de los momentos tristes.
A pesar de la lluvia el amor actúa como un faro,
que da esperanza y que nos da la claridad necesaria para estar de pié sonriendo,
para seguir adelante.

El amor no es perfección.
Es simple y complicado a la vez.
Pero si es luz,
una luz intensa con agujeros de hermosa oscuridad.

El amor es pequeños motones de certeza, de seguridad, de acierto.
Llega acompañado de espacios reales y maravillosos llenos de mágico misterio.
Espacios llenos de eternidad y de sexualidad, de compañía invaluable.
De risas y de ternura.
De complicidad eterna.
De maratones de series.
De canciones retro con los amigos encerrados en el carro.
De domingos metidos en la cama.
De caminatas eternas.
De besos adolescentes llenos de deseo.
De paseos y horas de carretera.

El amor eres tú.
Y no puedo estar más feliz de que existas para mi.
De que existamos el uno para el otro.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo