25 noviembre 2010

Todo tiene sentido tres meses después

Mi princesa, como he decidido llamar a Sara, tiene ya 3 meses y 25 días. Increíble!!! Después de la crisis de estos primeros meses, que nada tiene que ver con la felicidad inmensa que siento cada vez que la veo, por fin me siento en mi piel otra vez. No sólo porque ya casi estoy en mi talla (he bajado10 kilos, y aun me faltan 5) sino porque estoy recuperando de a poco mi identidad.

Porque todo este cuento de volverse mamá es una real metamorfosis. Primero, cuando estás embarazada las hormonas hacen fiesta contigo. Por fortuna, nunca tuve mareos, ni vómitos ni antojos, sólo me dominó un sueño incontrolable hasta el último minuto. Sin embargo, de los cambios emocionales no me salve: te sientes vulnerable, supremamente sensible, frágil, extraña. Y claramente todo eso tiene que ver con las hormonas que vienen y van, y con los cambios físicos que estas experimentando.

Durante esos 9 meses, cada minuto que pasa eres literalmente otra.  Cuando te comienzas a acostumbrar a tu nueva figura, una semana después tienes otra: primero ancha sin barriga, luego una barriga de llenura y, luego, una barriga monumental, acompañada de toda clase de dolores nunca antes sentidos. Y entonces comienzas a tratar de imaginar cómo será tu vida cuando tu bebe nazca. Nada de lo que puedas imaginar se acerca a lo que serán esos tres primeros meses. Yo creo, -o más bien estoy segura- que pasamos por una verdadera crisis de identidad. No es que no estemos felices, sino que además estamos bastante confundidas. Y es que después de haber pasado por miles de cambios durante el embarazo y comienzas a tener tu vida ajustada a la barriga monumental, a los dolores de espalda y pelvis, y a tu “yo” embarazado, de un día para otro, pasas, de nuevo, a ser otra, una que no conoces y que nunca habías sido. Pasas a ser la mamá. Y, lamentablemente, para eso, en nuestra sociedad actual ni te preparan ni te acompañan, porque nos crían para ser hijas, profesionales exitosas, mujeres independientes, autosuficientes, educadas y bellas, pero no madres. Ya no contamos con esa valiosa red de mujeres (madres, tías, hermanas, abuelas y amigas) con la que nuestras madres y abuelas contaron en el pasado, y que era un fortín físico, emocional y espiritual, que te soportaba y te hacía más liviano el tránsito por esta etapa.

Ahora, por múltiples razones, validas o no, nos toca solas, con las uñas, con lo que podamos. Esperando que nuestro instinto aflore lo más pronto posible y nos llene de seguridad y tranquilidad, para capotear esta marea de sentimientos encontrados y cambios inesperados. Erróneamente esperamos, después de dar a luz, el día en que todo vuelva  la normalidad, en que todo vuelva a ser como antes. Y es que una cosa es decir y tratar de hacer consciente que la vida te va a cambiar y que la vida que conocías llego a su final, y otra muy distinta es vivirlo y asimilarlo.

Y el tiempo pasa y un día cualquiera entiendes que la vida, felizmente, te cambió para siempre. De nuevo comienzas a sentirte tú, a manejarte con propiedad en tu nuevo rol, a gusto con la mamá que eres ahora, y te reconoces nuevamente, cómoda dentro de tu propia piel.
Todo esto solo lo comencé a entender con unos textos de Laura Gutman que me gustaría compartir con ustedes. Estoy segura que también las llenará de luz y claridad como a mí. http://www.facebook.com/note.php?note_id=457979247206 y http://www.facebook.com/note.php?note_id=457980942206

7 comentarios:

  1. Zariiii, eres toda una blogguera! te felicito, me gustó mucho el texto.

    ResponderEliminar
  2. Mi Zary
    No podria estar mas de acuerdo contigo, la maternidad es lo mas maravilloso que me ha pasado en la vida ... pero tambien ha sido lo mas aterrador e inesperado. Yo siempre me crei autosuficiente, decidida y controlada ... pero con mi bebe, lloro como un niño de solo pensar en que algo malo le suceda y se me arruga el corazon de pensar en el temido dia en el que deba volver a la oficina y dejarlo solo ... a su suerte.
    Te quiero mucho y comparto cada palabra de este texto.

    ResponderEliminar
  3. Yohi...se que nadie más que tu me entiendes y sabes de lo que hablo. Acáa estoy para apoyarte en lo que necesites. Este también es tu espacio!!

    ResponderEliminar
  4. Que nota Zari, me gusta tu iniciativa de blog y lo seguiré pendiente.

    ResponderEliminar
  5. Hola Zari, felicitaciones por el blog, estaré pendiente.

    ResponderEliminar
  6. Exacto, Zary. Has puesto en palabras exactamente lo que yo sentía esos primeros meses. Lleva su tiempo recuperar tu identidad de nuevo, sentir que sigues siendo tú, pero distinta, más completa, más sabia.

    Te felicito por tu blog (ahora mismo te enlazaré desde el mío) y espero seguirte leyendo :)

    Vivian

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos por sus comentarios!!! Besos!!!

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo