26 octubre 2011

Un día como hoy

Un día como hoy, hace un año, debía volver a trabajar. Mi hija tenía exactamente 2 meses y 26 días y, según las leyes, mi tiempo con ella debía reducirse a 2 horas en la mañana y, tal vez, 2 horas más al finalizar la tarde, durante 5 días a la semana. Debía conformarme con eso y con los fines de semana. 

Sara de 21/2 meses
Necesitaba buscar alguien que se quedará con ella. Necesitaba que alguien me reemplazará durante 8 o, quizás, 10 horas al día. Alguien que la bañara cada mañana, que escogiera su ropa, que cambiará sus pañales, que descongelara mi leche y se la diera con un tetero, que consolará su llanto, que la quisiera tanto como yo. Alguien que fuera su mamá, mientras yo dedicaba mis energías a hacer un montón de actividades que no me interesaban para nada. Mientras yo gastaba mis energías lidiando con clientes y campañas web, otra persona diferente a mi, se quedaría con sus primeras sonrisas y balbuceos, con sus siestas, sus suspiros, con sus 1eros intentos de gatear, con sus miradas profundas, con sus gestos, con sus intentos de decir una palabra, con cada uno de los detalles de esa bebé que cada día crecía y se hacía más grande, siendo siempre otra, distinta a la de ayer. 

Yo debía perderme de ver y vivir a mi hija. Debía haber enfundado mis pechos llenos de leche en mi ropa de antes, y haber salido, sin mirar atrás, sin pensar que allá, en casa, se quedaba un ser que me necesitaba cada segundo de los 86.400 segundos que tiene el día. Yo debía haberme tragado sin ningún reparo mis sentimientos, conteniendo mi deseo materno, ocultando las ganas profundas e inexplicables de contenerla,  renunciando a disfrutar plenamente del amor que se me salía por los poros, de la necesidad de estar pegadita a ella, todo el tiempo, día y noche. Ella debía, sin entender siquiera porque, haberse conformado con el olor de la cuna y los sonidos del móvil. Debía consolarse, la mayoría del tiempo, en el regazo de otra persona. Debía acostumbrase a tomar leche de mamá, pero en tetero. Debía privarse, sin mayor remedio, de la mirada permanente de su madre, del calor irrestricto de sus pechos, de la mayoría de su tiempo, de vivir y recibir mucho, mucho de su amor.

Un día como hoy, hace más o menos un año, decidí hacer lo que mi ser profundo, mi corazón de madre y mujer necesitaba hacer. Decidí poner en pausa mi vida laboral y ser sólo mamá por un tiempo. Decidí darle prioridad a mi bebé, a mi y a mi familia. Decidí estar siempre, viviendo al máximo cada segundo de esta etapa que, sin duda, es un privilegio que muy pocos quieren o pueden disfrutar. 

43 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu valentía. No todo el mundo es capaz de tomar una decisión como la que tú tomaste. Lo lamentable es que no tengamos derecho a realizar al mismo tiempo nuestra faceta de madre con nuestro yo profesional. Espero que en un futuro no lejano no tengamos que optar por una única faceta.
    Un abrazo
    Elva

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa renuncia Zary! Nunca te vas a arrepentir! La infancia de nuestros hijos no vuelve mas! para trabajar tenemos taantos años !!!
    Yo hice lo mismo que vos...y estoy tan orgullosa! Un abrazo a las dos♥

    ResponderEliminar
  3. ¡Que post ta lleno de amor! Yo siempre aconsejo a mis amigaS que si tienen la oportunidad de hacer una pausa lo hagan. Luego ya cuando los nenes van al jardín uno puede ver algo de medio tiempo o aventurarse por un negocio propio. Besos y sigue disfrutando de Sara :)

    ResponderEliminar
  4. Yo igual, y no me arrepiento ni un sólo día de haber renunciado a la maquina laboral para ser MAMÁ Y AMA DE CASA y con muchisimo placer y orgullo. =)

    ResponderEliminar
  5. Los primeros 6 meses no trabaje gracias a Dios, solo iba a la universidad en las noches, pero después ha sido una odisea, odio dejarla con gente diferente a mi familia, odio dejarla en un jardín infantil, odio tener que ir todos los días al trabajo y no cuidarla yo, la economía desafortunadamente no me deja hacerlo. Comoe te contaba en twitter a mi me despidieron por no ir 3 dias mientras Mariana estaba hospitalizada con convulsiones, yo los mande a la mismisima porra, mi hija es primero. Disfruta de Sara! Esa fue la mejor decision.

    ResponderEliminar
  6. Pusiste en palabras lo que nos pasa a todas las mamas cuando tenemos que decidir si ir a trabajar o no! Lamentablemente no todas pueden decidir!
    En mi ciudad, pagar a una niñera es mas o menos la mitad a 3/4 de un sueldo basico. No vale la pena!!

    ResponderEliminar
  7. Zary:
    ¡¡¡Que lindo lo has contado!!!. Definitivamente creo que tomaste la mejor decisión. Somos muy privilegiadas al ser madres al 100% para el cuidado de nuestras hijas, es que se lo merecen y no todas las madres pueden hacerlo :(
    Disfruta cada momento con Sara, te quedan las etapas más lindas, cuando empiezan a hablar, jugar, etc... y más adelante evalúa cuando volver al campo laboral (yo todavía sigo en ello...).
    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Que casualidad que hayas escrito este post justo cuando me encuentro en un momento en que debo tomar la decision definitiva de volver al trabajo o ser mama. Ayer me pidieron decidirlo y tengo menos de un mes para hacerlo. No es facil, como describes ese momento y tus pensamientos de dejar en manos extrañas a la persona mas importante de tu vida, es lo que pienso y lo que siento, me duele el solo hecho de imaginarme cada mañana un ¨hasta pronto¨ y tener que esperar hasta la noche para volver a ver sus hermosos ojitos y su sonrisa llena de emocion. De perderme su crecimiento, y si, como dicen varias mamitas aqui, no es facil o aveces ni es posible por la economia del hogar y bueno... no se que voy a hacer.

    ResponderEliminar
  10. Sé muy bien lo que sientes cuando, cada día, ves a tu princesa y sabes que llegará ese día en que ya no te va a necesitar tanto tiempo, porque ella misma querrá descubrir el "otro" mundo, el de afuera. Y aunque sentirás nostalgia, te quedará el olor, los besos, sus miradas, esos gestos que sólo tú capturaste porque son sólo para tí. Algunas madres no pueden, algunas no quieren, pero con el apoyo de tu esposo, has podido darte y darle a tu hija lo mejor de tí, TÚ MISMA. Todavía eres todo su mundo, y te tiene cerca. Te felicito.... los felicito por esa decisión. En mi opinión es la mejor de todas.
    Katrina

    ResponderEliminar
  11. Qué buena decisión Zary! Seguro que será la mejor que tomes durante toda tu vida porque ver crecer a un hijo es algo irrepetible y único!

    ResponderEliminar
  12. Cuando me alegro de tu decisión, aunque quienes disfrutáis de ella sois tú y tu hija. La de cosas que estamos viviendo en primera persona, como tiene que ser, sin perdernos ni un detalle, eso no tiene precio.
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Que bueno que pudiste hacerlo y tuviste posibilidades de elegir, muchas veces pienso en mi jefa que tenía que trabajar cuando yo lo hacía y la admiro porque es una madre amorosa, respetuosa y entregada... Que suerte que podamos y para aquellas que no pueden seguro compensan.... yo siempre pienso en los privilegiada que soy de estar haciendo lo que me gusta y aunque muchas veces los bebes estan a cuidado de una niñera yo puedo escuchar sus sonidos y saber de sus estados de animo, de su alegria y si hay pena bajar a socorrerlos.... besos, y que lindo festejo besos, lucre

    ResponderEliminar
  14. Pásate por mi blog tengo algo para ti.
    un saludo

    ResponderEliminar
  15. @Elva Totalmente de acuerdo Elva. Es lamentable que el sistema no contemple herramientas para poder desarrollar, de una manera equilibrada las dos facetas. La conciliación es una necesidad urgente en, prácticamente, el mundo entero. Gracias por leerme y comentarme.

    ResponderEliminar
  16. @Bren Siempre he pensado lo mismo Bren: para trabajar tenemos toda la vida, para crían y generar un vinculo seguro con nuestros hijos unos pocos años!! Tienes toda la razón para sentirte orgullosa!! Besos para ti y las princesas!!

    ResponderEliminar
  17. @Oli Esa es mi idea Oli. Cuando Sara vaya al jardín espero poder vincularme medio tiempo o, quien quita, ser independiente. Reconozco que me da un poco de susto. Pero cada día traerá su afán!!! Besos para ti y tus pequeñitos!!

    ResponderEliminar
  18. @Mica Si, de verdad es que nunca he sentido vergüenza por ser mamá y ama de casa al 100%. Me siento más bien privilegiada. Gracias por pasarte por aquí!! Que bueno saber que me lees y me comentas!!

    ResponderEliminar
  19. @El oficio de ser mama Lo peor es que no eres la única. Tu historia se repite millones de veces todos los días, alrededor del mundo y para la sociedad es normal que los niños no pasen la mayoría del tiempo con sus madres, sino con otras personas o en guarderías. Me parece terrible lo que te hicieron rn ese trabajo. Para los empleadores solo somos maquinas productivas, no seres humanos. ;(. El mundo tiene que cambiar. Necesitamos una conciliación YA!!! Un abrazo!

    PD:me encanta hacer parare de "El oficio de ser mamá"

    ResponderEliminar
  20. @Irene - Una Mama Feliz Es muy triste que todas las mamás del mundo no tengan posibilidades de escoger si quieren o no criar y cuidar de sus hijos los primeros años. En muchos casos donde el dinero no es problema, muchas mujeres prefieren pagar una niñera porque les cuesta mucho quedarse en casa con un bebé, no son capaces de afrontar ese nuevo rol cuando su identidad como persona esta construida desde su profesión y su trabajo. Es triste que "ser mamá" no se valore ni se reconozca socialmente como es debido.

    ResponderEliminar
  21. @Mamá Nortina Definitivamente somo privilegiadas. De eso no hay duda. De mi circulo social cercano, yo soy la única mamá que se a dedicado de lleno un tiempo a su bebé. No soy la de mejor situación económica tampoco. Pero creo que al final, muchas lo quieren y realmente les es imposible. Y para otras, definitivamente hay otro tipo de prioridades. Es igual de triste en ambos casos. Supongo que para volver al trabajo llegará su momento. A veces me hace un poquito de falta lo que disfrutaba más de mi trabajo: hacer estrategia exitosas, ayudar a los clientes a cumplir sus metas, explorar mi creatividad y mi inteligencia. Pero cuando recuerdo que para poder disfrutar de eso me voy a perder de Sara, se me quita cualquier gana de volver por ahora. El tiempo de volver a la oficina , llegará, de eso no hay duda. Por ahora mi felicidad está en mi casa, con Sara. Un abrazo también para ti.

    ResponderEliminar
  22. @Natali Sólo te puedo decir que evalúes muy bien tus opciones y tomes la decisión con la cabeza pero también con el corazón. si hay que apretarse los cinturones, te aseguro que valdrá toda la pena. Te apoyamos en lo que decidas. Un abrazo y acá estamos para lo que necesites, aunque sea solo virtualmente.

    ResponderEliminar
  23. @Katrina Cuanta razón tienes Katrina. Me quedará todo lo que mencionas y muchas cosas más como la satisfacción de saber que me la disfrute al máximo, que compartí con ella lo suficiente como para crear el vínculo necesario para construir una excelente relación-madre. Que somos felices y que eso no tiene precio. Un abrazo y gracias por esas palabras tan lindas para mi y mi familia.

    ResponderEliminar
  24. @Silvia No tengo duda de que ha sido la mejor decisión. Gracias por pasarte por acá Silvia!!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  25. @Carol Un abrazo Carol. Y si, ojlalá muchas mamás más tuvieran la oportunidad (o la convicción) de vivir en 1era persona la crianza de sus hijos.

    ResponderEliminar
  26. @Una madre Pikler Lucre, tienes toda la razón, somo muy afortunadas y hay que dar gracias por ello y apreciar estos momentos todos los días. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  27. @Elva Claro que si!!! Ya me paso por allá! que emoción!!!

    ResponderEliminar
  28. Mejor decisión no podías tomar! Estás haciendo un trabajo excelente con tu hija! Da gracias a Dios porque pudiste elegir, otras mamis no tienen la oportunidad... Hermoso y emotivo como todo lo que tú escribes.

    ResponderEliminar
  29. @OR² Trato de agradecer todos los días disfrutándolo y aprovechándolo. Bien dicen que "el tiempo que se va no vuelve", así que estoy segura de que fue la mejor decisión..gracias por pasarte por acá. Te había extrañado!!

    ResponderEliminar
  30. Ya sabes que en esto pienso y siento como tú. Creo que has hecho la mejor elección posible. Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Me alegra mucho que pudieras tomar esa decisión que seguro os ha hecho muy felices a las dos!! Besos

    ResponderEliminar
  32. @@Mousikh Sé que así es!!! Gracias por pasarte por aquí!!!

    ResponderEliminar
  33. Me emocionado un montón al leerte Zary!
    Yo no he sido capaz de encontrar (aún) la solución para no tener que volver a trabajar y me duele el alma cada mañana cada vez que tengo que dejar a nené en casa (y eso que se queda con su padre)
    86.400 segundos y yo me pierdo casi la mitad sniff!
    Abrazos "me alegro mucho por las dos"!

    ResponderEliminar
  34. que lindo Zary! a mi me paso lo mismo hace 13 meses, estaba en la duda de si volver a trabajar o no! la mayoria pensaba que lo mejor era regresar al trabajo, pero algo en mi interior no queria, queria estar con mi hijito y no perderme nada de lo que comentas. Y ahora que ha pasado un año estoy convencida que fue la mejor decision que tomé!

    ResponderEliminar
  35. @MaGiA No sabes lo feliz que me hace emocionar a otras mamás con mis palabras. Ojalá muy pronto encuentres la manera de pasar más tiempo con tu nené. No desistas en tu búsqueda. Uno nunca sabe dónde y cuándo se tropieza con lo que estaba buscando! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  36. @Karina sin duda es la mejor decisión. No hay como arrepentirse. Ser mamá a tiempo completo es una delicia!! felicitaciones para ti también por esa decisión!!

    ResponderEliminar
  37. Zary, cuánto amor en tus palabras! Enhorabuena por tu decisión puesto que seguiste a tu corazón! A mí me ocurrió igual. Muchos besos

    ResponderEliminar
  38. @Cocolina Que bueno que cada día somos más mamás disfrutando y viendo nuestra maternidad plenamente, disfrutando a nuestros bebés el 100% del tiempo!

    ResponderEliminar
  39. Pues te felicito! Yo tome esa decisión muy tarde, y me perdí muchas cosas... No quería volver a trabajar, pero eso era lo normal. Iba a trabajar día tras día, llorando. Un día, llegue a la oficina y Lloraba, El jefe me llamo para hablarme de mi nuevo puesto de trabajo, y me presente a su oficina con la nariz roja y los ojos vidriosos. Pude renunciar en ese momento, pero se supone que las mujeres también trabajan y pueden con todo... Gran error!
    Sacrifiqué muchas cosas, muchos momentos con mi hijo. Temía tomar la decisión, o mejor dicho, temía manifestaría, porque esa decisión ya la había tomado desde que me convertí en mama.

    ResponderEliminar
  40. Ai Zary, qué bonito. Hoy leo tu blog por primera vez, y me ha gustado mucho. Yo también he tenido la suerte de poder criar a mi hijo, en casa, y no quiero imaginarme que hubiera sido tener que trabajar y separarme de el. Sin duda, la mejor decisión que he tomado en la vida. Y gracias a ello me siento cada dia renacer, aprendiendo a cada paso.

    ResponderEliminar
  41. @Faith Sunflower Que presión la que nos toca soportar no? Que bueno que finalmente lo hayas podido hacer. Gracias por compartir tu historia con nosotras. Nos ayuda y fortalece a todas sin importar la situación de cada una. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  42. @Dinma Bienvenida!! que bueno que hayas podido dedicarte a tu hijo como yo. estoy segura que, sin importar las circunstancias, la mayoría de la veces se puede hacer. Solo se necesita determinación y apoyo de tu entorno. Espero te quedes leyendo y compartiendo mucho tiempo más.

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo