01 marzo 2011

Aprendiendo a comer

Tengo que reconocer que le tenía mucha flojera a la alimentación complementaria de Sara. Apenas cumplió 6 meses todo el mundo comenzó a preguntarme si ya comía fruta, verdura, huevo y no sé qué tantas cosas. Y en realidad, ella únicamente tomaba leche materna y a mí no me interesaba darle nada más. Sinceramente no me llamada para nada la atención (lo reconozco) ponerme en la tarea de preparar alimentos, coger fruta por fruta, verdura por verdura, dársela tres días seguidos, dos veces al día, verificar si le gusta, si no, si le da alergia o le hace daño. Repito, me daba mucha flojera. Cómo no, si yo estoy acostumbrada a la practicidad y rapidez de la leche materna. Solo una vez le dimos una papilla de manzana (de la cual no comió nada), y eso porque mi mamá se la preparo. Pero bueno, tiene que aprender a comer comida sólida, no? Entonces hace 15 días, después de ir al pediatra (quien no le puso mucha tiza al asunto y le pareció perfecto que le siguiera dando leche materna) mi esposo me dijo: "Zary, hay que comenzar a ponerse en la tarea de que Sara aprenda a comer otra cosa". Entonces no me tuve más, que dejar la flojera a un lado y dedicarme al tema.

Al principio, como es normal, comía 1/2 cucharada y se untaba el resto. Desde hace 4 días, abre juiciosa la boca, traga y se saborea, conoce la cuchara, toca la papilla pero prácticamente ni se ensucia. No puede dejar de asombrarme lo rápido que aprenden y se adaptan los niños. Ya le hemos dado compota de muchas frutas y verduras*. También papilla de arroz con leche materna**. Su preferida: la compota de mango de azúcar (gusto costeño heredado de su padre, sin duda). En fin, el tema que antes me parecía una jartera se ha convertido en el mejor plan de todos los días. Ella sigue con su teta a demanda, pero a media mañana le doy su compota de fruta y a media tarde su papilla de arroz. Se nota que lo disfruta, y tengo que reconocer, que yo también.


*Compota de fruta o verdura hecha en casa: lava la fruta bien y quítale la cascara. Échala en un procesador de comidas o en la licuadora con un poquito de agua hervida. Procésala y ya está. Las mejores frutas para comenzar son: mango, papaya, banano (aunque a veces causa estreñimiento), manzana y pera. Con las verduras, es necesario cocinarla al vapor 1ero, hasta que este blanda, y luego, se realiza el mismo proceso. Trata de no sobre cocinar las verduras, porque pierden todos sus nutrientes y, utiliza la misma agüita en la que la cocinaste para procesarla.

**Papilla de arroz hecha en casa: cocina dos cucharadas de arroz con 3/4 de un pocillo de agua. Cuando seque, vuelve a echarle la misma cantidad de agua. Cuando vuelva a secar, apágalo y verifica que el arroz se deshaga cuando lo aprietas con tus dedos. Luego, echa el arroz en un procesador de alimentos con una onza de leche materna, si es el caso, o de leche de tarro si es lo que le das a tu bebé. Procesa y ya está.

13 comentarios:

  1. Zary! Se te creció tu bebe.... Ahora a disfrutar las caras y muecas que hace cada vez que la vida y por su puesto la mama! Le ponen sensaciones y sabores en su linda boquita! Un beso para los tres. Jen " la mama de Camila Marin"

    ResponderEliminar
  2. Jen... como pasa el tiempo, no?

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones Zari, que buen manejo de la herramienta, un ejemplo a seguir!

    ResponderEliminar
  4. Definitivament Sara estará orgullosa de su mamá cuando los lea, felicitaciones Zary, un abrazote!

    ResponderEliminar
  5. Sarita crece rápidamente me hace muy félidas sean tan felices y disfruten cada cosa con la bebe besos para los 3!!
    Vivi

    ResponderEliminar
  6. Los sólidos en la vida de un bebé marcan un momento extraño de comunicación que, sin ánimo de ser escatológico, yo llamé: lectura del bollo. Un diálogo indirecto donde ese sub-producto se convierte en iluminación y sabiduría. Es una tristeza que uno no le ponga tanto cuidado a lo que sale en la edad adulta porque uno podría "oír" y "ver" al cuerpo mejor. En todo caso, es un paso grande, grandísimo para toda la familia. Ese diálogo con la comida define la vida a futuro, nada que hacer. Comer bien, comer harto, comer rico, comer mal, comer rápido: eso es lo que somos.

    En ese nuevo paso nosotros encontramos un texto que fue la salvación completa y llegó a nosotros como un legado de otra familia y así sucesivamente. Es hora de pasar la luz como la he pasado a otros y así seguir con la tradición: http://www.superbabyfood.com/ No es más. Síguelo y serán felices. En serio, es EL texto que permite hacer las recetas y preparar a Sara en su viaje por la cultura gastronómica que recién comienza.

    ResponderEliminar
  7. La rana peliroja...ahora traga de todo..eso está bien :)

    ResponderEliminar
  8. Esperemos (también) que sea bien tragona hasta eso de los 12... Estaré pendiente.

    ResponderEliminar
  9. La rana pelirroja y yo agradecemos todos los comentarios y felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  10. Ahh y se me olvidaba.. la recomendación de http://www.superbabyfood.com/ esta super!!!

    ResponderEliminar
  11. Mi Zary

    Yo estoy en las mismas con Sebastian, le gustan las verduras (menos la espinaca) y le encanto el banano ... que le vamos a hacer, es digo hijo de su padre

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. yo aun no llego a esa instancia y de pensarlo igual me da una flojerilla jajaja

    anotare tus consejos para cuando llegue el momento

    saludos

    ResponderEliminar
  13. A mí no me dió flojera con la 1° bebé, me sentía que estaba haciendo un diplomado en química o tecnología de los alimentos JEJE!! pero con la 2° bebé ARGHHHH! en fin que las 2 comieron de todo. Momentos únicos Zary, créeme, todos van capturándose en nuestra memoria y en nuestro corazón, felicidades por llegar a donde estás hoy!!! :) un saludo a ambas!!!

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo