22 diciembre 2011

La carta a #PapáConcilia


Querido y apreciado #PapáConcilia:

La verdad es que no sé por donde empezar. Lo cierto es que pedir, nunca ha sido mi fuerte. No sé porque pero desde niña siempre me ha hecho más feliz dar. Sin embargo, hay momentos (este es uno de esos) en que es necesario reconocer que se necesita ayuda súper poderosa y sobrenatural como la tuya. Por eso, me he decidido a escribirte. En 1er lugar, las mamás y los papás de este mundo necesitamos que nos ayudes a ser papás. Muchos sabemos como hacerlo. Nos sale naturalmente escuchando nuestro instinto. Simplemente, la inmensa mayoría, no tiene cuando. En medio de esta agitada vida moderna, sencillamente no hay tiempo para maternar, educar, disfrutar y ver crecer a nuestros pequeños. Por eso, mi primera petición es que nos permitas a todos, encontrar la manera perfecta para tener un trabajo que nos guste, que tenga una remuneración digna y que nos permita pasar tiempo suficiente con nuestros hijos, todos los días. Además, sería ideal que nos permitas gozar de jefes y de entornos laborales más flexibles y abiertos, que podamos trabajar en casa o llevar nuestros hijos al trabajo, que existan más posibilidades de trabajos virtuales, que se valore más la calidad y resultados de lo que hacemos, que el tiempo obligatorio de oficina.

Mi segunda solicitud es para que nos regales un poco ( o más bien mucha) de tolerancia, comprensiónconsciencia. Sobretodo para que los demás, el resto de la humanidad que no es padre, entiendan la importancia de los niños y sus necesidades de cariño y presencia materna/paterna. Es importante que la sociedad interiorice que es primordial que los bebés y los niños sean criados directamente por sus padres, con leche materna, con mirada, con espacios de fusión y compenetración, con muchos mimos, besos y brazos. Además es inmensamente necesario que nos regales tribu. Si, tribu física y virtual para mi y todas las madres del mundo, para que podamos compartir y fortalecernos. Para que la sabiduría de la maternidad vuelva a pasar de unas a otras, para llenarnos de confianza, para volvernos aún más poderosas y fuertes.

Bueno, y para terminar y no abusar demasiado de tu generosidad, mi última solicitud es que nos llenes de  mucha sabiduría y capacidad de amar. Y digo capacidad de amar porque en el fondo de nuestro corazón todos sentimos amor, pero por diversas razones, nos cuesta un montón expresarlo, manifestarlo y demostrarlos a diario, en las cosas más pequeñas y simples, sin sucumbir ante el mal genio y el hastío de la rutina.

Bueno eso es todo. Quiero que tengas en cuenta (esto es muy, pero muy importante) que ésta es mi 1era carta para ti. Si, aunque no lo creas, es la 1era. Revisa en tus archivos si quieres, pero es cierto. Yo, a mis 32 años, nunca te había escrito una carta, ni como Papá Noel o Niño Dios y mucho menos como #PapáConcilia. Las razones, no vienen al caso en este momento. Pero, simplemente lo menciono porque quiero hacer uso (sin posibilidad de réplica) de mi derecho a los deseos y regalos, no pedidos y acumulados, durante todos estos años. No te pido demasiadas cosas, no me gusta abusar. Es sólo que sé que lo que te estoy solicitando necesita de un esfuercito adicional. Si, si, si ...ya sé que recibes muchas peticiones todo el tiempo, pero como yo NUNCA te he pedido nada, quisiera, sino es un atrevimiento, que hagas una excepción y pongas en tus prioridades mis humildes, pero indispensables, peticiones.

Me despido con el corazón lleno de fe y esperanza en que nos concederás, muy pronto, todos nuestros deseos.

Yo pido a #PapaConcilia es un carnaval de blogs iniciado por Conciliación Real Ya(CRYA) cuyo fin es recoger vuestros deseos de conciliación. Decidnos, qué pedís a #PapaConcilia?

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

9 comentarios:

  1. Pues que encanto de carta! Ahora tenemos que hacerla realidad! Vas a ver que Santa traerá lo que le has pedido, más porque te debe toda la vida de regalos :D

    ResponderEliminar
  2. Ojala Preciosa! Nos conceda este deseo que es el de muchas! Yo tengo fe q si!
    Te quiero y te deseo unas muy felices fiestas a vos y toda tu hermosa familia♥

    ResponderEliminar
  3. Precioso Zary! Ojalá llegue todo eso que deseas! Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un abrazote gigante y mis mejores deseos para todas!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! acabo de conocer tu blog hace unos días, y me ha encantado leerte e identificarme con lo que narras, es realmente genial que construyas este espacio y lo compartas, también es genial que yo lo haya encontrado.
    Soy mexicana y soy mamá de Lucía que tiene 13 meses. Me encantó tu carta y no pudo ser más coincidente con lo que tanto deseo y todos los días percibo como indispensable, lamentablemente también me descubro enojada muy seguido porque nada de esto se da en mi medio. Si se pudiera me sumo a tu carta, a ver si entre más voces sumadas más se nos cumple lo pedido.
    Un abrazo desde aca, María Teresa.

    ResponderEliminar
  6. @Anónimo María Teresa, tu comentario es un regalo muy preciado para mi en estas fechas. Que bueno que te guste lo que escribí. Eres bienvenida siempre en este espacio para hablar, compartir y desahogarte, si es lo que necesitas. Te deseo unas muy felices fiestas y espero que muchas mamás, como tu y como yo, deseamos que la conciliación de vida laboral y vida familiar sea una realidad ya. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Qué hermosa carta, coincido en varias cosas Zarina!! Por cierto hace rato no visitaba tu blog.... prometo sacar tiempo el otro año para leerte y así hacer más tribu!!!
    Un abrazo fuerte para ti y la pequeña!!!

    ResponderEliminar
  8. @L.A.LITA Que bueno tenerte de nuevo por acá. Que bueno que te haya gustado mi carta. Espero que estemos mucho más conectadas el año entrante. Felices fiestas! ;)

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo