25 junio 2012

Arita

Ad portas de los dos años, la media lengua de Sara se aclara un poco y toda clase de palabras comienzan a salir de su diminuta boca. Titi (Mickey), atón (ratón), Mimi (Mini), agua, taxi, gua-guau (perro), cato (gato), son algunas de sus favoritas. La explosión del lenguaje ha llegado y con ella, un afán irrefrenable de escucharlo y repetirlo todo, una y otra vez. 

Tengo que reconocer que yo estoy maravillada. Me encanta verla. Me descubro concentrada observándola, detallando, sus ademanes, adivinando sus palabras. Escuchando lo que dice con esmerada atención, con placer y profundo gusto. Descifrando sus conversaciones, que quiero grabar y que, para mi, están llenas de magia. Sintiendo una mezcla de orgullo y profunda ansiedad, por que saber que palabras, frases y oraciones llenas de sentido y significado muy pronto van a enriquecer nuestra relación, me emociona y me llena de ilusión.

Ella, por su parte, parece también cautivada, descubriendo día a día, de manera progresiva, sus nueva habilidades comunicativas. Por eso, no es extraño ver la acurrucada hablando sola mientras hace caras y agita las manos, repitiendo ademanes nuestros. O escucharla como pronuncia pequeños discursos a sus muñecos, mientras los acomoda en la cama, los besa y los arropa. O descubrir de repente, que ya sabe contar sola del 1 al 10. O derretirse de amor mientras intenta cantar la canción que ha escuchado mil veces en el televisor. O escuchar que a veces no dice "mamá" sino "aina" (Zarina) y que llama a su Papa diciendo "Ven Pabo, ven", y que cuando le preguntas: ¿tu como te llamas?, ella simplemente contesta: "Arita". 


¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

16 comentarios:

  1. Que ternuraaaaaa!!! Que etapa deliciosa! Acá estamos igual ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo.. cuéntame cosas de Bianqui; me hace falta compartir las mismas anécdotas y confirmar, una vez más, lo conectadas que estamos las 4...

      Eliminar
  2. Grábalo todo, en video y en audio, separados, juntos, en muchos aparatos. Y no es por el recuerdo extraño que se diluye entre la vida que avanza, no, grábalo porque esas palabras son el camino directo a lo divino; a lo sagrado. Es tarea de dioses (de algunos, aclaro) darle el nombre a las cosas. Los bebés, la tuya, está haciendo de su derecho sagrado de nombrar el mundo: nombrarlo a su manera, no a la nuestra; no, a la de ella. Esa labor pasa con el tiempo y se convierte en un esfuerzo por memorizar, no por bautizar. Tanto tememos ahora darle el nombre correcto a las cosas que ahora grandes, adultos, domados, no sabemos si quiera cómo se llama esto que se siente tan grande en corazón, o porque ese recuerdo que no se quiere ir no puede ser un recuerdo cuando pesa como una vida. Grábala, por favor. Esas palabras nos hacen a todos nuevos, otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo hacerlo... tus palabras, como siempre, son sabias, acertadas y me llegan al alma. ;)

      Eliminar
  3. ¡ay que bella! es uno de los momentos cruciales en su vida, aléntala, anímala a seguir hablando y no le hables como bebé, para que ella pueda seguir desarrollando... ¡qué orgullo Zary! ¡qué rápido está creciendo tu pequeña!

    ResponderEliminar
  4. Que linda Sara, son una ternura los niños, me encanta... me la imagino porque mi hija anda igual que Arita, mi esposo dice parece una viejita hablando jajajaja mueve sus manitas y habla ..... (frases que no entiendo casi nada) solo las palabras favoritas jajaja, muchas bendiciones para la princesa Sra y su bella Familia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualita a Sara.. son discursos, hermosos y eternos.. y si parece una linfa viejita!!

      Eliminar
  5. Qué linda Arita!! es maravilloso cuánto aprenden, tan rápido. También pronto descubrirás de maravilla de "traducirle" a los demás lo que Sarita quiere decir, porque por alguna extraña razón, las mamás somos las mejores intérpretes, jejeje. :D besos para ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya me pasa.. solo yo le entiendo!!! Besos!!

      Eliminar
  6. ahhh que hermosa!!! me encanta la foto con esa cara de picara. Grabale un video!! ( y compartilo claro ;)

    ResponderEliminar
  7. Arita, una ternurita de niña es lo que es! Qué rico es cuando empiezan a soltar su lengua, como decimos acá. Te cuento que Gabriel también repite todo y tiene ansias por aprender los nombres de todas las cosas. Nos agarra por el dedo y nos lleva hasta el objeto y no para hasta que le digamos el nombre. A Mickey le dice Kiki Cos

    ResponderEliminar
  8. Y se sabe los nombres de todos los superhéroes gracias a su hermano mayor Nanan (Batman) Sutenan (Superman) Guatón (Guasón) Rodin (Robín) Dinduino (Pingüino) Fash (Flash) jajaja es muy gracioso :)

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo