25 abril 2011

Agotada

Así es como he terminado después de estos días de supuesto descanso: agotada. No tener ayuda en casa, más un esposo lesionado -y malhumorado- y una bebé desbordante de energía, es la receta perfecta para "cocinar" una mamá realmente cansada, con dolor de espalda, un poco ansiosa y bastante agobiada. Una vez más confirmo que criar sola me sobrepasa (y estoy segura que esto no me sucede solamente a mi). Y cuando digo "criar" me refiero a todo lo que tiene que ver con encajar las tareas sencillas de mi vida y de la casa, con la crianza de Sara, con tenerla y cuidarla. 

Hacer todo sola, sin ayuda, sin un minuto de descanso, sin unos brazos más que la carguen, que la duerman o que la entretengan mientras tu, simplemente, desayunas o te cambias, no es fácil. Si somos sinceros, desde afuera no parece gran cosa pero la realidad es que no hay nada más agotador. Y seamos claros: el agotamiento no es sólo físico, tal vez, es más emocional y mental. No veía la hora de que fuera lunes otra vez  para volver a mi rutina, con todo organizado, con la casa limpia, la comida lista, con tiempo para mi, para bañarme con calma, para escribir en el blog, sin sentirme apurada desde el instante en el que me levanto por que se me hizo tarde y no he hecho la pañalera ni he alistado a Sara y ya nos tenemos que ir...no saben como me hizo falta mi empleada, siempre dispuesta, alegre y matada con la idea de cuidar a Sara y echarme una mano. No saben como me hizo falta una tribu real, de carne hueso, mi mamá, mis amigas. Tengo que reconocer que si no hubiera sido por los ratos de descanso algunas tardes, cortesía de mi cuñada, creo que hubiera colapsado.

En fin, que les puedo decir...estos fueron días de baños a medias, mucha prisa, mucha soledad, nada de disfrute, ni relax, ni descanso... menos mal se acabo semana santa. Menos mal tengo la ayuda que necesito casi todos los días. No sé como lo logran algunas mamás siempre solas. Por último, solo les quiero recordar (por si lo han olvidado, aunque es bastante dificil de olvidar) que...

Sentirse sola, cuando eres mamá, es ....

llorar a la par con tu bebé y no saber por qué....
sentir que las 6 de la tarde es la peor hora del día....
meditar horas enteras sobre la maniobra perfecta para levantarte de la cama sin que el bebé se despierte...
odiar con todas tus fuerzas el ruido del camión de la basura, 
las alarmas de los carros y cuando suena el teléfono...
disfrutar de los baños de 30 segundos...
añorar a tu mamá y a tu abuela que están muy, pero muy lejos....
imaginar que muchas mujeres, de verdad te entienden, aunque no las conozcas...
querer pensar por 5 minutos solo en ti y, sencillamente, no poder....
implorar tiempo para poder dormir...profundamente, como antes...
acostumbrarte a comer la comida siempre fría...
planear mil cosas y concluir que sólo puedes hacer unas cuantas...
soñar con el día en que tu nuevo día a día te parezca perfecto y normal...otra vez.

23 comentarios:

  1. lamento q lo hayas pasado tan estresada, una pena q tu marido no te ayude o no pueda hacerlo, desconozco.

    Es dificil esto de la crianza sin duda, ya se termino la semana santa y seguramente ahora ya estas mas relajada

    besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mamá Blue...mi marido no es el más proactivo ayudando, pero normalmente hace lo que uno le pide de muy buena gana...lo que pasa ahora mismo es que esta lesionado. Tiene un desgarro en el glúteo que le ha causado bastante dolor y tu sabes como son de consentidos los hombres cuando se enferman. Definitivamente ahora estoy mejor!!

    ResponderEliminar
  3. Que mal Zarina, que tu semana santa te haya sacado toda la energía. Si que sirve la tribu virtual pero en el dia a dia, y en el corre corre, es bien dificil tener un momentico de paz y silencio total. De todos modos la cosa mejora a medida que crecen y ya puedes tener baños mas largos con el peque caminando o jugando en el cuarto cerca a ti, pero no queriendo estar adentro, también al comer juntos comes caliente, jejeje y la cosa se va poniendo menos pesada... Ademas hasta te botan un papelito en la caneca si se los pides y están dispuestos. Abrazos y que todo vuelva a la normalidad pronto.

    ResponderEliminar
  4. Oh¡¡¡hija te entiendo perfectamente, todas pasamos por eso y parece que los instantes son eternos , pero eso como todo pasa y despues solo quedan los recuerdos y las añoranzas, bienvenida al club besos corazon , admiro realmente tu entrega y dedicacion y me siento muy orgullosa de ti. besos
    ZArina

    ResponderEliminar
  5. :)Gracias María Camila!!! Y un abrazote gigantote Mami!!

    ResponderEliminar
  6. Oohh amiga no sabes como te entiendo..es tan difícil no dejar un poco de ser mujer.. la maternidad, aunque hermosa, consume todo mi tiempo, energía, pensamientos etc.. Y ademas estar sola en el tema y ser primeriza no lo mejora en nada! Y eso qe yo no trabajo, pero hay días en los qe siento qe caigo, qe me ahogo, que no hay un segundo para mi, qe cuando puedo al fin disfrutar de un momento mi gordita se despierta y no es culpa suya! ella solo quiere a su mama. Siento qe descuido otras facetas de mi vida, qe hay días en qe no puedo con todo, pero pienso también qe si tantas mujeres en el mundo y a través de la historia han podido.. porque yo no!!

    Me gusta mucho compartir estas cosas contigo, se qe me entiendes y aunque estemos a Millones de kilómetros me acompañas.

    Tu amiga de Viña

    ResponderEliminar
  7. Un abrazo de verdad, con cariño y toda la comprensión e identificación de otra mamá que siente como copia al carbón lo que has escrito.
    Ánimo!

    ResponderEliminar
  8. Animo!!!! Asi Son Nuestros Dias... De 26 Horas! Recuerdo Que Me Decian: Cuando Crezca Sera Mas Facil... Pff Hoy A Dos Semanas De Cumplir Los 11 Meses, Tengo Un Nene Que Se Levanta A Las 7 (O Antes) Se Duerme Luego De Las 10:30 De La Noche... Y Juega, Juega, Juegaaaa Toooooooodo El Dia Imparablemente... Y Sin Un Papa Cerca Imaginate... Pero He Aprendido A Gozarme Cada Momento, A Evitar Estresarme. Y Aunque Hay Instantes En Que Creo Que Explotare... Respiro Hondo Y Me Digo Para Mi... Unos 20 Años Mas... Tranquila :p

    ResponderEliminar
  9. Ser madre es lo mas hermoso que puede pasarle a una mujer, pero es a la vez lo que mas la consume. Como dices, no es el hecho de cuidar a un bebe, es la combinación de todo, los quehaceres, la vida propia, el esposo que muchas veces se convierte en un niño mas (y mas demandante que el bebe de verdad), y sumale el trabajo, que algunas tienen que hacer fuera de casa, incrementando los malabares o como el mío, que es en mi propia cocina con repostería.

    Ya mi hijo tiene 4 años y como dicen en un comentario mas arriba, al crecer se va haciendo mas ligero, pero no al año ni a los dos años, a eso de los 3 años es que medio comienzan a tranquilizarse porque han medio superado la etapa de exploración y ya se entretienen con otras cosas mas tiempo, al menos el mío ha sido así.

    Pero mientras crece, aprovecha el tiempo con ella, no te voy a decir que la disfrutes por que crece rápido, eso ya lo sabes y lo haces, me refiero a que comas cuando ella lo hace, a que te bañes con ella (ponla en su bañera mientras tu estas en la ducha, ella juega con el agua mientras te bañas y la cuidas al mismo tiempo), cantale mientras te vistes para que no te extrañe, cuando cocines sientala cerca de ti, lejos del fuego obviamente, puede ser en su silla de comer y ve explicando lo que haces, así se entretendrá y aprenderá, y le saldrá un gustico por la cocina y cuando este mas grande te ayudara. Aprovecha de leer mientras ella juega en suelo a tu lado, llevaos contigo a regar las plantas...... Hay muchísimas cosas que puedes hacer teniendo cerca, sin agobiarte, sin cansarte, puede que te sientas rara porque tu mejor amiga es una bebe, pero así son los niños, necesitan estar cerca de su mama para sentirse protegidos y así es como aprenden, viendo e imitando. Y no estoy hablando de crianza con apego, es la simple naturaleza de los niños.

    Cuando son bebes si es mas fácil dedicarte a ti misma, por las horas que duermen durante el día y te dejan "libres", pero van creciendo y tenemos que ir creciendo con ellos e integrarlos a nuestra vida.

    ResponderEliminar
  10. María Luisa, me encanta que me leas. Amiga de Viña este es nuestro espacios (además de twitter) para compartir venturas y desventuras maternas.

    Yarim, bienvenida al club de las madres que, gracias a las dichosas vacaciones, nos sentimos agotadas. Un abrazo también para ti.

    Pam, voy a seguir tu consejo.. respirar profundo y repetirme: tranquila, solo son unos 20 años más :) me encanta tu fortaleza y optimismo!!

    Faith, que lindas palabras. Tus ideas están geniales. Se te lee tan tranquila y tan calma, que me contagie.. que bien me hace recibir tus comentarios y consejos!!! Gracias!!

    ResponderEliminar
  11. Jajaja me causa gracia que digas que se me siente calmada y relajada.... Ahora si, claro, ya son 4 años, pero ya pase por las mil y una.... Trabaje fuera en oficina por un añó desde q mi hijo cumplió 4 meses, fue muy duro porq me trasnochaba y debía levantarme ultratemprano a cocinar y arreglar las cosas del bebe antes q se despertara, el dormía 10 hrs de noche y al comenzar a trabajar comenzó a despertar 3-4 veces, mi esposo no ayuda en casa, yo hago casi todo, a veces le da por ayudar pero no es como para repartirnos las labores y cada vez q le pedía q lo cuidara para banarme me decía q me banara luego de dormirlo, pero a esa hora yo estaba muertisima y no lo hacia. Llegue a pasar 4 días sin bañarme, que vergüenza, así que comencé a ponerme creativa por mi propio bien.

    X
    Casi siempre cuando hago algo de repostería el se sienta cerca de la bagidora y me ayuda a agregar los ingredientes, amasar, hasta hubo un tiempo en q el hacia su pasta, agregaba la sal y todo en cantidades adecuadas. Los niños son un mundo, son nuestro mundo. Y si no puedes contra ellos, unete y se feliz!

    ResponderEliminar
  12. Que sabias palabras Faith...se notan los 4 años de experiencia en la tranquilidad (de verdad se te lee muy tranquila), la realidad y la utilidad de tus consejos. Que duro debieron ser esos años...hasta me siento un poco quejetas al leerte. Yo no trabajo desde que nació Sara y tengo una señora que me ayuda medio tiempo en las cosas de las casa, me la cuida mientras me baño o si tengo que salir. En definitivamente no me ha tocado tan duro como a ti, pero igual a veces es muy duro. Sobretodo cuando estoy sola..la soledad que mala consejera es. Mi esposo es bastante parecido al tuyo, solo que el mío no ayuda, pero cree que ayuda un montón y se pone bravísimo si le digo que no es así... hombres..en fin.. tienes razón sino puede con la adversidad, venga de donde venga, únete y se feliz..gracias por pasarte por acá, leerme y comentarme!!

    ResponderEliminar
  13. Nada de quejetas... Aprendemos por el camino y crecémos con nuestros hijos. Y no te juzgo, no puedo porque desconozco tu entera situación, solo comparto mis experiencias, tal vez le sirvan a alguien mas.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por compartirlas.. me sirven mucho a mi y sólo Dios sabe a cuantas mamás más!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Me siento como uds. a veces es mas desgastante "pedir el favor" y que cada minuto que te conceden los hombres "ayudandote", cuando ayudan, te lo suman y te lo cobran...
    Como dice Laura Gutman
    "...ser “mamá sola” posee algunas ventajas. La principal ventaja es que sabemos que estamos solas. Y los demás también lo saben. El hecho que la soledad sea palpable y visible, nos permite pedir ayuda al entorno con relativa sencillez. Esto que parece una obviedad, no lo es cuando vivimos en pareja. A veces el sentimiento de soledad es inmenso estando dentro de un matrimonio, pero en esos casos no es fácil reconocerlo y mucho menos que el entorno nos registre “solas” y necesitadas de recibir compañía y sostén. "

    ResponderEliminar
  16. Es totalmente cierto... la gente piensa que porque estamos casadas y en pareja no nos sentimos solas.. y, aveces, en esta situación es cuando más solas y necesitadas de ayuda nos sentimos..

    ResponderEliminar
  17. Pero que difícil es pedir ayuda en esta situación...

    ResponderEliminar
  18. Te entiendo, el cansancio emocional y el mental son mucho peores que el físico que ya es bastante. Espero que todo haya regresdo a la normalidad y que te encuentres más tranquila. Un abrazo para ti y un besito para Sara ;)

    ResponderEliminar
  19. Aprendiz de madre gracias a Dios todo a regresado a la normalidad aunque no faltan imprevistos. Ciertamente estamos mucho mejor física y emocionalmente!! Un abrazo!!

    María Camila, total, que difícil es pedir ayuda en esa situación pero.. hay que pedirla sino sobrevivir cada día es aun más difícil...

    ResponderEliminar
  20. sí Zary, todas pasamos por eso... y también algunas salen avanti como FAti... otras nos seguimos agobiando, respiramos, reímos y continuamos... y así se pasan los días... aprendiendo a estar en soledad, sacándole partido alas tareas del hogar compaginándolas con nuestra labor de madres y luego, nos damos un tiempito para descansar... de q se puede se puede pero es necesario pedir ayuda de vez en cuando y saberla aceptar...
    Un abrazo!!! =)

    ResponderEliminar
  21. Un abrazo Oli!!!! la verdad es que las cosas anda mucho mejor.. aunque la angustia ronde por las esquinas..

    ResponderEliminar
  22. Increible el artículo con tanta pasión... los sentimientos a flor de piel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Willy.
      Fue hace mucho pero el sentimiento sigue siendo idéntico ahora, muchas veces.

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo