08 febrero 2012

El clon

A veces siento que necesito un clon. O sería más acertado decir (teniendo en cuenta la imposibilidad de mi requerimiento): a veces quisiera poder tener un clon. Y es que, más a menudo de lo que me gustaría, me descubro con una larga lista de cosas por hacer, que a pesar de mis esfuerzos, no logro evacuar. Ahí es cuando sueño con un clon: un ser idéntico a mi que se encargue de todo lo que no alcanzo realizar; otro yo que viva la parte de la vida que no alcanzo a vivir a diario; que me ayude escribiendo todo lo que se me ocurre para no perder la inspiración; que se dedique a cumplir con los to dos atrasados de mi nuevo proyecto; que me de una manito y me saque de apuros, haciendo lo que no me gusta; o, simplemente, que me liberé de la angustia del deber no cumplido al final del día, día tras día.  

Cambiar de hábitos cuesta un poco o, más bien, mucho. Y confieso que para mi, que estoy acostumbrada a trabajar concentrada, enfocada y cumpliendo a raja tabla con exigentes fechas de entrega, es difícil adaptarse a este nuevo ritmo de productividad, en donde no cuento con horas y horas seguidas de trabajo ininterrumpido. Cuesta concentrase, cuesta continuar. Es difícil para mi dedicarle sólo 20 o 30 minutos a mis proyectos al día y cortar la inspiración parando de repente para concentrarme en mi vida de mamá. A veces siento que no avanzo, que no tengo ni el tiempo ni el espacio que necesito y que me encantaría ir a otro ritmo. 

Sin embargo, y después de meditar en ello, tengo claro que todo el asunto es sólo un tema de costumbre y de ajustar mis metas con una perspectiva más realista. Claramente avanzo a otro paso, pero avanzo. Ya tengo una estructura de proyecto, ya he escrito cosas, he pensado muchísimo y eso está dando frutos. Acostumbrarme a que, siendo mamá 24/7, no puedo dedicarme a mis otros temas como si no lo fuera, o como si estuviera en una oficina con un trabajo formal, toma su tiempo. Pero eventualmente, este ritmo será mío en todo el sentido de la palabra, y no concebiré desarrollar mis proyectos de otra manera. 

Lo más importante de todo es que realmente avanzo! Y avanzo mucho más de lo que podría haber pensado (claro, avanzaría aún más con un clon jejejejeje). Cuando miro, de manera individual, lo que logro hacer en el rato mientras Sara duerme, me parece muy poco. Pero cuando observo el resultado de esos 30 minutos diarios sumados durante dos semanas, el trabajo empiece a notarse. Y si tengo en cuenta que sigo al pie del cañón en todo lo que tiene que ver con la crianza de mi hija (la baño, la cambio, la llevo al parque, a sus clases, jugamos, etc.), creo que estoy haciendo las cosas como corresponde.

Así que supongo que todo es cuestión de tiempo y de más organización. De levantarme más temprano y acostarme mas tarde, de aprovechar mejor el tiempo mientras Sara duerme, hasta que todo comiese a fluir mucho más naturalmente. Sé que habrá momentos en que volveré a soñar con mi deseo imposible de un clon. Pero bueno, que sería de la vida sin un ratico para divagar con cosas poco probables que no le hacen daño a nadie. No me digan que no lo han deseado. Estoy segura que si, por que cuando se es mamá y hay tantas cosas en que pensar y que hacer, tener un clon, gran parte del tiempo, sería realmente maravilloso. 

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

26 comentarios:

  1. Creo que a todas las mamás nos sucede lo mismo, faltan horas a nuestros días, o bien, como dices, un clon. Aunque en mi caso las nanas me ayudan con mi hijo durante la mañana cuando estoy en la oficina, es imposible estar concentrada al cien en el trabajo, siempre hay algo que me inquieta de mi hijo, alguna duda, alguna preocupación o simplemente el sentimiento que me invade al no estar con él :(

    Lo bueno es que todas tenemos un super poder, como dice Sarai Llamas, el de ser mamás. Así que todo es posible.

    No sabía que estabas trabajando por tu cuenta, mucho éxito y que pronto veas tus sueños hechos realidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Que cheveré tenerte por aquí!! Y tienes toda la razón ser mamás nos vuelve súper poderosas... Gracias por leerme y comentarme!!

      Eliminar
  2. Ay Zary! No sabes lo bien que me vendría uno de esos a mi! jeje! Es cuestión de adaptarse... Te aseguro que aunque haya momentos que creas que no avanzas nada, se avanza...con perseverancia y enfoque se avanza. Te va a ir genial, lo se! Es muy admirable que nos animemos a comenzar proyectos siendo mamas fulltime. No cualquiera puede. Te quiero mucho. te mando muchas fuerzas y un gran abrazo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes como me caen de bien la fuerza y los abrazos que me mandas!!! acá también las queremos montones y nos sentimos súper orgullosas de Cerquita Mío!!! Esta maravilloso tu emprendimiento. Eres mi inspiración Bren!!! No se como le hace con 2 niñas, el blog, la casa y Cerquita Mío. En serio no sabes como te admiro!!!

      Eliminar
  3. Si vendieran clones se me hace que ya estarían "sold out" porq todas necesitamos mínimo uno! :(. Muy padre tu blog!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisol!!! Tienes razón seguro estaríamos en lista de espera para poder disfrutar de sus servicios!!! Gracias por leerme!!!

      Eliminar
  4. Oye, como no! estaría genial un clon de "relevo". Que tengo mucho trabajo y también hay que cuidar al pequeño, pues que trabaje el clon y yo lo cuido. Que el pequeño está de mal genio y ya me hizo enojar, "Clon, es tu turno, voy a tranquilizarme"... uf! cuántas cosas resolveríamos!! jajaja. Saludos, Zary, y suerte en tu proyecto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa sería mi idea!!! relajarse y que el clon o los clones se encarguen de todo lo demás, sería maravilloso, cierto?Me encaró tu comentario!!! Que lindo es soñar!!! Muchas gracias por tus buenas energías!!!

      Eliminar
  5. Ay Zary, yo creo que nos pasa lo mismo a todas... Ya, ya sé consuelo de muchos consuelo de tontos... También le faltan horas a mi día, y a veces siento que no he hecho más que trabajar, dar baños, cenas, vestir y desvestir, jugar un rato... Al final del día el tiempo que he dedicado a mi misma es prácticamente nulo... CReo que es cuestión de prioridades y organización. Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cuesta darle espacio a lo importante cuando hay mil cosas urgentes titilando con luz roja intermitente !!! Y es cierto que le sacamos tiempo a todo menos a nosotras.. pero lo bueno es que lo tenemos presente y que, de una u otra forma, estamos tratando de organizar las cosas y sacarlas adelante. Propósito de este 2012: más tiempo para nosotras!! Un besote para ti también!!

      Eliminar
  6. Yo también me encuentro como tú Zary: demasiadas cosas en la cabeza, demasiados proyectos y poco tiempo. Yo también pienso que es cuestión de organización pero a veces es tan complicado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es más fácil decirlo que hacerlo.. lo importante es salir adelante aunque nos tome un mucho más tiempo. Un abrazo!!! Me encanta que saques tiempito para pasarte por aquí!!

      Eliminar
  7. Creo que a veces queremos abarcar tanto que aunque tuviéramos un clon nos faltarían más, ja, ja.

    Yo la verdad es que últimamente ando más apretada de tiempo si cabe, y es que cuando se tienen proyectos entre manos y con una nena que no te deja ni a sol ni a sombre, pues una parece que no avanza. Pero poco a poco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Yo creo también que estamos acostumbradas a otros ritmos. a la velocidad de un mundo vertiginoso que no para y en nuestra realidad de mamás, las cosas con totalmente distintas. Como dice, todo avanza, pero poco a poco.. Un abrazote también para ti!!

      Eliminar
  8. No se me había ocurrido lo del clon, así le decimos a mija que resultó un clón de su papá, tienen el mismo perfil, los mismos gustos, nacieron el mismo mes, la misma forma de los muslos, ríen escandalosamente y son extremadamente sensibles. Total que ya me desvié.
    Si tuviera un clón, de todos modos no completaría, ya estaría pensando en que más hacer y que el clón se ocupe, entonces el clón pensaría en tener un clón y éste a su vez otro y no completaríamos de todos modos.
    ¿Sabes porqué? Porque al ser copias mías, también tendrían mi tendencia a procastinar... :P
    HAHAHA! yaaaaaa! De cualquier manera se antoja muy tentadora la idea...
    Vas bien Zary! Muy bien! Eres motivo de orgullo y admiración para el resto de las mamás! Ánimo que todo eso q tienes planeado SUCEDERÁ! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un sol Oli querida!!! Mil gracias por tus buenos decesos.. y pensando bien, si hubiera clones, seguro nos pasa lo que tu dices.. pero como no los hay, nos pasa igual .. jajajajajaja millones de besos para ti y para la panza!!

      Eliminar
  9. Hola Zary!
    un clon, un gemelo o un doble de esos de película... también lo pensé. A veces sería mas que necesario. Pero un doble, no una niñera, porque quiero hacer las dos cosas, criar y trabajar. Y es difícil, tal y como lo planteas.
    Tu planteo sobre como continuar trabajando creo que es el mas acertado y equilibrado. Ya no somos mujeres solas, somos mujeres mamas y nuestros proyectos ahora deben contemplarlo. Mas organización, mas improvisación, tiempos más justos y vamos que se puede!! :D
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, yo quiero también hacer las dos cosas a pleno: no perderme de nada de mi bebé y también poder desarrollarme en mi trabajo... suena utópico, no? Es difícil si, pero no imposible.. pues en eso estamos. Me encanta tener e por acá!!

      Eliminar
  10. Ay...! a nuestro día a día le faltan horas y no solo para los proyectos que queremos sacar adelante sino también para descansar... pero si a pesar de todo ves que avanzas es que va bien :)
    Hasta que lleguen los clones a hacer malabarismos con el tiempo!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que somos expertas en eso. Un beso!!

      Eliminar
  11. Zary yo a veces tengo la misima sensación de no avanzar y de no poder con todo... luego, objetivizando... me doy cuenta que lo más importante es el tiempo compartido con mi hija, eso no lo cambio por nada y luego mis estudios y la casa... ahí sí que avanzo poco a poco... pero siempre con actitud positiva!! También me he dado cuenta que lo principal es la organización. Voy aprendiendo a organizarme mejor en este cuerpo y en ésta vida de madre! Un besazo y ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La actitud es tal vez lo más importante, nos ayuda a seguir a no desfallecer. Y también tener claras las prioridades como las tienes tu!!! Bueno y ni que decir de la organización, es un punto clave. Gracias por pasarte y leerme, ahh y también por dejar un pedacito de lo que pinzas aquí. Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Y sería imposible imitar otras cosas que sólo el viento sabe mecer. Uno puede ver dos palmeras en el viento pero por más que se parezcan no son iguales.

    ResponderEliminar
  13. Al leer tu artículo sentí como si alguien estuviera leyendo mi mente y mi corazón, así tal cual. A veces me desespero tanto el no poder hacer todo como antes de ser mamá, que quisiera decir ¡RENUNCIO! como si fuera equis trabajo. Y entonces me digo, calma, tu puedes! No es un trabajo nada fácil el ser mamá, ama de casa y esposa. Suena tonto, pero me dió ánimos el saber que no soy la única en sentirse así y que es parte del proceso. Sé que voy por buen camino. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo. Toma tiempo acostumbrarse y sentirse como si se hubiera estado y hecho esto toda la vida. Paciencia y autocompasión. Estoy segura de que el camino que recorres es el camino que necesitas.

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo