15 febrero 2013

El fin


Creo que estoy llegando al fin de una etapa. De repente he comenzado a sentir ganas de hacer cosas que me gustaban hacer antes de quedar embarazada. No es nada del otro mundo, ni extraño, ni descabellado. Me refiero a cosas sencillas, típicas de una mujer cualquiera. Es como si de la nada algo hubiera cambiado y, sin dejar de ser quien soy ahora, vuelvo a ser un poco la de antes. 

Me miro al espejo y me siento física y emocionalmente diferente a como me sentía hace unos días. Si, ha sido cuestión de días. Sé que el tiempo ha pasado: ya cumplimos 3 años y 3 meses desde que ví las dos rayitas rojas en la prueba de embarazo. Y ahora es evidente que ya no nos necesitamos tanto. O mejor, nos necesitamos mucho pero con un sentimiento de urgencia distinto. O tal vez, sin ese sentimiento de urgencia. 

Es evidente que hemos comenzado a desprendernos un poquito. La fusión emocional que hemos vivido desde hace tanto se está diluyendo de manera natural. Y veo como ella comienza a sentirse como una personita a parte de mi, distinta de mamá, con deseos y pensamientos propios. Y eso ha hecho que tome un poco de distancia, que deje un poco la teta, que comience a dormir algunas noches en su cuarto, que escuche atentamente mis explicaciones y algunas veces asienta y la mayoría no. Que quiera hacerlo todo "ella solita".

Y todo esto se traduce en mí como un acto reflejo. De un momento a otro perdí esas ganas inmensas de estar sumergida en nuestro mundo materno, de vivir enroscada en mí misma, concentrada en mis propios pensamientos y sentimientos. Ahora se me antoja estar más hacia afuera, pasar un rato con las amigas, salir de compras, hablar de otras cosas, tomarme una copa de vino y disfrutar un rato a un restaurante. Muero por ir a cine una y otra vez, y también por salir una noche a bailar hasta que me canse. 

Reconozco que me tomó por sorpresa. Sabía, racionalmente, que en algún momento esta etapa tendría que acabar, el puerperio llegaría algún día a su fin. Sin embargo, hasta hace poco pensaba que aún estaba lejano, convencida de que nos faltaba mucho más. Y resulta que no y está bien. Estamos bien. Tal vez por que, sencillamente ya era el momento y también por que disfrutamos segundo a segundo, de todo este tiempo inmersas la una en la otra. 

Así que ahora estamos aquí, al final de una etapa y ad portas de la siguiente. Felices por lo vivido y emocionadas por lo que estamos por vivir. Esta maravillosa aventura continua. 

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner


22 comentarios:

  1. Zary, yo creo que llega un momento en el que a todas nos pasa, es una parte más de la maternidad, tan necesaria como las otras, a mi cuando empezó a sucederme ya estaba Nil a puntito de nacer, así que apenas pude "disfrutar".
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  2. La vida es un transcurso de etapas, eso es todo.
    PS: ¡Estoy de sorteo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto!! Y hay que vivir todas a plenitud!! ya me paso por allá!!!

      Eliminar
  3. Zary, por mas que uno sienta nostalgia, la siguiente etapa se disfruta mucho tambien. La díada de mama bebe se separa, pero comienza la de ir juntos de la mano, caminando y charlando de cosas de niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encanta esto que dices "ir de la mano".. sabes me parece emocionante.. ya quiero saber que son esas cosas de niños que necesitamos conversar!! Un besote!!

      Eliminar
  4. Niña... nos llega a todos, y es una etapa tan hermosa como la anterior, porque te vas a descubrir de otra forma y ella te va a ver también diferente... con otros ojos, pero siempre con amor!. Yo los llamo pellizcos del alma... generan nostalgia pero a la vez una gran satisfacción de verles y vernos distintas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo incorporo desde ahora "Pellizcos del Alma", y tienes razón: es inmensamente satisfactorio!!! Un abrazo!!!

      Eliminar
  5. Te entiendo bien Zary..., pero me da un poco de penita cuanda hablas de fin..., me a gustado mucho mas cuando hacia el final de tu post hablas que estás a las puertas de otra etapa que será tan enriquecedora y hermosa, o mas si cabe,como la que dices que avandonáis. Espero que seáis muy felices!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, al principio lo sentí con un final, pero casi de inmediato me di cuenta que realmente es un nuevo comienzo. Gracias por tus buenos deseos!!

      Eliminar
  6. Todo en esta vida es por etapas, cada una de ellas nos prepara para la siguiente, es un gusto ver como has crecido, madurado, aprendido, disfrutado, sufrido y gozado en esta etapa, te acompañamos mientras tú nos lo permitas a la siguiente etapa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son especialmente bienvenidos!! un abrazo Oli bella!!

      Eliminar
  7. Zary, preciosa! Me llegan tus palabras: un nuevo comienzo... Para mi, un continuo crecimiento del que solo tomas consciencia cuando te distancias un poco y aprecias la magnitud del cambio... sigue disfrutando de las nuevas etapas que, sin saberlo, ya te estan esperando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Derya!! Y si, es necesario tomar distancia para tener un poco de perspectiva. Estoy segura que las nuevas etapas serán toda una aventura también.Gracias por pasarte por aquí!! Es un honor para mi que mis palabras tengan eco en ustedes!!

      Eliminar
  8. Se bien de lo que hablas... ya lo viví (Con Abril), y esa pasaje de una etapa a otra genera nostalgia pero es sano y se disfruta mucho tambien! Con Bianqui todavia no me llego, ya te contare! Un abrazo gigante a vos y a Sara♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Bren, me acuerdo que algo me habías contado del tema. La verdad me tomo por sorpresa pero estamos bien con los cambios. Estamos juntas, de la mano ye so es lo importante. Como estás tu? Bianqui es una "genia" como dicen ustedes y Abril esta grandísima. Besos a las tres!!

      Eliminar
  9. Que importante!! realmente no lo habia visto de esta forma

    ResponderEliminar
  10. Comprendo perfectamente lo que cuentas, en mi caso fue algo mucho más paulatino, pero igualmente sentí lo que explicas. Es una nueva etapa, y como la anterior toca ir disfrutándola según viene.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Yo tuve que adoptar esa etapa antes porque a mi esposo le llegó primero que a mí y poco a poco me acostumbré a disfrutarla. Ahora tengo un balance porque me cuesta despegarme de Gabrielito sobre todo porque sé que ya no tendré más hijos, pero de todas maneras siempre busco espacios para mí, es de lo más saludable :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia. Yo le estoy cogiendo el gusto y tratando de olvidarme de que la culpa existe y ronda a la vuelta de la esquina.

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo