02 septiembre 2011

Des-interés

Algunos habrán notado, sobretodo en twitter, que llevo varios días un poco desconectada, cosa que no es nada habitual en mí. No sé cuál es la razón pero no me apetece para nada el computador, muchos menos el BB. No me muero por estar navegando, mucho menos siento (las normales) ansias de devorar todos los blogs que encuentro a mi paso, ni siento el permanente interés por no perderme ni un tweet de mi timeline. 

Tampoco he tenido muchas ganas de escribir. Después de casi 10 meses escribiendo mínimo una vez por semana, de pronto, no siento tantas ganas. Y no es que no tenga tema, de hecho tengo en mente varias entradas (una sobre "Una nueva maternidad", otra sobre mis positivas experiencias en el parque con Sara, una más sobre nuestra rutina sin rutina, otra sobre el maravilloso libro de Carlos González, "Bésame Mucho", que estoy por terminar de leer), es solo que se me pasa. Los días llegan y se van y no me dan ganas.

También, me he sorprendido inusualmente callada. No me provoca mucho hablar, y quienes me conocen saben que eso si es bien raro en mí, porque soy una parlanchina consumada. De hecho, me ha costado mucho hacer MamáPos, y públicamente he culpado de mi desidia a la falta de tiempo, aunque en el fondo sé que no es más que desconcentración, puro y físico des-interés. Si, des-interés...pero no en el sentido peyorativo de la expresión. Es más bien como si este no fuera el momento de "esas" cosas que me gusta hacer, es como si este fuera el tiempo de interesarme en algo más. Y no es que este mal de ánimo, ni que tenga la depre, es, simplemente, que mi cabeza está en otro lado. 

Tal vez sea una especie de etapa de reflexión interior, de conversación interna, donde no necesito un interlocutor, sino que necesito escucharme sólo a mí, donde estoy re-descubriendo el disfrute de cosas triviales, olvidadas por alguna razón. Tal vez es una re-conexión: al encontrarme des-interesada de mis habituales intereses, me he sorprendido disfrutando más del sol, de la lluvia, de una taza de té, de un paseo hasta la tienda, de un libro, de la música... Me he descubierto des-interesada en muchas cosas, pero más interesada en mí. Como si por 1er vez después de 13 meses comenzara a recuperar la consciencia propia como persona, como individuo, más allá de mi rol de madre, más allá de Sara. 

No sé si me explico, pero en el fondo es como si muchas piezas de quién soy yo, de quien he sido por 30 años, comenzaran a re-encajar de manera armoniosa después de haber estado guardadas en el fondo del cajón de mi vida, dándole prioridad a las nuevas fichas que aparecieron cuando me convertí en mamá. Es una sensación nueva, y extraña. De cambio y conmemoración a la vez. Siento que estoy asimilando nuevamente mi vida y que estos espacios colmados de des-interés, no son más que necesarias capsulas de tiempo para poder entender, para poder digerir, para comprender, para asimilar. 

Supongo que en algún momento la etapa culminará y volverá el interés, y regresaré a ser y a sentirme "normal" otra vez, concentrada en lo habitual, conectada con ustedes y con el mundo, otra vez.

15 comentarios:

  1. No entiendo mucho que es lo que pasa en tu interior pero te acompaño amiga! y te apoyo! un abrazo fuerte fuerte y sabes que estoy♥

    ResponderEliminar
  2. Me parece precioso esto que estas viviendo, esta introspección que tienes y como describes lo que sientes.

    Todo tomará su lugar, cualquiera que ese sea a su debido tiempo y aquí estaremos esperando que eso suceda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una reflexion interesante mi Zari, las pausas en el camino son muy importantes para encajar piezas sueltas del rompecabezas de nuestra vida. Yo tambien me he encontrado navegando en los mares del auto-descubrimiento en estos dias y es una sensacion deliciosa que, me parece, me esta llevando a iniciar nuevos proyectos personales, inspirada innegablemente por mi Mariana hermosa.
    Por ultimo, creo que la conexion con el mundo la estas teniendo justo ahora, mientras disfrutas del sol en el parque, de un buen libro en el sillon de tu casa, de un té delicioso sentada en algun cafe de la ciudad, de la lluvia que moja los vidrios de tu ventana, de la ida al super y el regreso a casa y agregaria, de esos cortos momentos cuando tu cabeza toca la almohada y antes que llegue el sueño, te permites soñar con tu realidad.

    ResponderEliminar
  4. La calma te acompaña, para ti es extraña, pero la disfrutas. Estás formando algo bueno, como te dijeron, las pausas son importantes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho tu post. A mi me parece estupendo ese estado en el que te encuentras, hacia tu interior, aprovéchalo.

    ResponderEliminar
  6. @BrenMi querida Bren, ni a veces yo mismo lo entiendo. Gracias por estar al otro lado!!

    ResponderEliminar
  7. @Gaby Acosta Me quedo con tus palabras en el fondo de mi corazón!!!

    ResponderEliminar
  8. @Natali Nata, casi que tus palabras podrían ser parte de mi post. Que bueno que Mariana sea tu motor. Y tienes razón, a veces pienso que he vivido un poco desconectada de la Zarina que he sido siempre durante estos meses, y que ahora todo se está juntando de una manera extraña, desconocida pero maravillosa. Gracias!!

    ResponderEliminar
  9. @Mujer y Mamá Es cierto!!! después de tantos meses de corre corre, de cambios, de días enteros sin un minuto, ahora se acerca la calma y la desconozco por completo.. cómo pude olvidarla tan rápido? Pero es cierto, estamos en etapa de reconocimiento, la siento y la disfruto.. disfruto de esta extraña pausa...

    ResponderEliminar
  10. @CarolEso intento, aprovecharlo y disfrutarlo. Creo que realmente lo estoy haciendo aunque a veces me sienta perdida en este rompecabezas, que apenas comienza a tener pies y cabeza..Gracias Carol...

    ResponderEliminar
  11. A veces es tan ncesario, parar, dar un paso al costado, y sentarnos un momento a conversar con nosotras mismas.
    Aca seguimos, cuando vuelvan el interes =)

    ResponderEliminar
  12. Te entiendo perfecto Zary, esos momentos íntimos con una misma son necesarios para reencontrarnos... tómate tu tiempo, que el interés no se va, sólo se transforma

    ResponderEliminar
  13. Zary,
    Me ha encantado tu post, me ha llegado al corazón ;-)
    Calma para recuperar el ritmo y nuevos comienzos hacia donde sea.
    Abrazos nos vemos cuanto te apetezca volver!

    ResponderEliminar
  14. ¡Animo zary!A veces necesitamos nuestros momentos. Tomate el tuyo. Seguro que pronto reaparecerás con más fuerza

    ResponderEliminar
  15. Aquí estaremos cuando pases esa etapa, o si te gusta y sigues, también aquí estamos :D

    ResponderEliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo