16 febrero 2012

Operación Ducha III

Estaba en mora de contarles como ha avanzado la operación ducha con Sara. La última vez que escribí del tema fue en septiembre del año pasado (puedes leer el post acá), cuando logre unas cuantas victorias en mi meta de pasarla de la bañera a la ducha, después de varios intentos fallidos. Ahora las cosas son bastante distintas. Esa niña temerosa e insegura, que se pegaba como garrapata a mí, apenas sentía el ruido del agua, ha desaparecido por completo. Ahora Sara entra al baño con mucha confianza, dispuesta y muy feliz. Dice "agua, agua", cada 5 segundos, y disfruta con los paticos de hule, los tambores acuáticos y hasta con los frascos de champú. La cosa ha cambiado tanto que hasta me atrevería a decir que el baño se ha convertido en uno de los mejores momentos del día.

La mayoría de las veces la baño con la ducha de mano, la enjabono y le lavo el pelo. Mientras, ella se ríe, me habla y juega con alguno de sus juguetes. Realmente todo el operativo no dura más de 5 minutos pero Sara lo adora. Otra veces, nos bañamos juntas y ahí si disfruta mucho más. Nos encerramos en el baño y abrimos la ducha con agua caliente. En menos de nada todo se llena de vapor y el ambiente se torna cálido y acogedor. Cierro el desagüe para que el agua comience a llenar la tina. A ella le emboba mirar las gotas que salen de la ducha y que caen, como si fuera una suave lluvia. Me encanta ver como las observa con fascinación y muere de risa intentando agarrarlas. Después, a lo que vinimos: jabón, champú, bálsamo (de mamá). Luego, mientras yo me baño ella simplemente disfruta. Se sienta en la tina, chapalea, se sonríe. Sumerge sus manitas en el agua, ahoga y rescata, una y otra vez, a los patitos juguete y las maracas. Se acuesta, se estira, hace como que nada. Se sorprende con la espuma, con el panel de vidrio empañado, con el ruido del agua, con su ombligo, con el mío. Toca los tambores, tumba el jabón, intenta peinarse. Disfruta y me sonríe, y yo quedo absolutamente enamorada.

Hace unos meses nunca hubiera imaginado que Sara llegaría disfrutar tanto de este momento. La operación ducha se ha convertido en la más emocionante y divertida aventura. Ella, poco a poco, se ha apropiado del espacio, ha aprendido a disfrutarlo, se ha familiarizado con la rutina y con los ruidos. Ahora le encanta el chorro de agua calientita que antes la aterraba. La cargo y cierra sus ojos, mientras disfruta sentir el agua que le cae, primero en la cabeza, luego, en la espalda. A veces, ni siquiera espera que llegue la hora de bañarla, sino que se levanta y comienza a gritar en su media lengua y a señalarme con su dedito el baño. Cuando entra, emocionada me mira y se levanta la camisa, como diciendo: "quítamela, que ya me quiero bañar". La miro y solo puedo pensar que ha cambiado y crecido mucho, y que soy una madre realmente afortunada por estar junto a ella, de mente y cuerpo presente, durante todo este tiempo.

¿Te gusta "La mamá de Sara"?
Inscribe acá tu mail para recibir notificaciones de mis entradas y mi boletín de noticias.
Delivered by FeedBurner

16 comentarios:

  1. Mi porota todavía le tiene un poquito de miedo a la ducha. De momento le damos baños de tina y de vez en cuando y cuando en vez, con la ducha de mano la intentamos mojar, hay días que le gusta, y otros que se asusta.. creo que es el ruido lo que la perturba. Son etapas no? antes le tenia iedo a la tina, y de a poquito intenta superguir su carita en en agua.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente son etapas Elisa. Lo importante es que no desistas en tu intento. Es un tema de que se familiaricen con el espacio y la rutina. Gracias por pasarte por acá!!

      Eliminar
  2. Claro que si sos muy afortunada! El momento del baño se volvió un verdadero placer! Cuanto me alegra que lo disfruten tanto! Un cariño enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso!!! Nosotras también te queremos mucho!!

      Eliminar
  3. Qué bien, Zary! nosotros también ya logramos bañar a Gabielin en la ducha. Aunque igual prefiere que yo me bañe con él ;-)

    Me la imagino jugando, que hermosa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara también prefiere bañarse conmigo!!! Si está preciosa!! Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Y también tú mi querida Zary, eres una mamá completamente diferente, más confiada, más segura, que disfruta más cada experiencia, que se recrimina menos y se exige menos también.
    También tú has crecido mucho! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Oli. Lo correcto sería decir: como hemos crecido!!! Gracias por hacerme caer en cuanta!! Un abrazote!!

      Eliminar
  5. Claro que eres una mamita muy afortunada, bueno, lo somos, poder ver los avances de nuestras peques es el mejor regalo del mundo!
    Que rico que Sara disfruta su baño. me hace pensar en mi Any, sabes? En diciembre estuve de visita en otra casa y alli no habia tina asi que tuve que bañarme con ella en la ducha, en ese momento pense en tus post de Operacion ducha y en que de pronto se asustaba, pero lo gozo un monton!!! :)
    Abrazos.

    PD: Ahi voy de a poquitos actualizandome en tus posts!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que le encantó!! Gracias por pasarte por acá. Te había extrañado. Y mucha suerte en todo!! Un abrazo gigante!!

      Eliminar
  6. Qué hermoso y enternecedor relato! ellos van cambiando todo el tiempo en sus costumbres, sus temores.. nuestro reto es saber acompañarlos en todo momento y mostrarnos pacientes, que todo llega. Me alegra que disfruten de ese manera a la hora del baño.
    Cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus lindas palabras María!! :)

      Eliminar
  7. Si es que van creciendo y cambiando constantemente. Cuanto me alegro de que disfrutéis tanto de ese momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que se está convirtiendo en el mejor momento del día!!!

      Eliminar
  8. Zary me encanta que la hora del baño se haya convertido en una fiesta!! Es muy agradable sentir complicidad en ese momento tan íntimo y a la vez escuchar las risas y los chapoteos!!!
    Nosotras hemos empezado a alternar el baño con la ducha... porque me ve a mí y quiere hacer lo mismo! O_=
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que linda!! sara esta igualita imitando todo lo que hago!! Disfruten ustedes también del baño!! Besos!!

      Eliminar

Para mi es muy importante saber tu opinión acerca de este post. Por eso, no seas tímido, comenta!! :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Yo